Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los taxistas madrileños, los únicos a los que Bernat Soria ha visto fumar en el coche

Las declaraciones del ministro de Sanidad enojan al sector, que asegura que el 99% cumple la ley

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha afirmado hoy que los taxistas madrileños fuman en el coche, algo que no ha visto en otras comunidades y que ha calificado de "sorprendente". Durante una entrevista concedida a RNE, Soria ha lamentado que el bajo precio de los cigarrillos en nuestro país haya convertido a España en el estanco del resto de los países europeos y que en la Comunidad de Madrid, una de las regiones que incumplen la Ley del Tabaco, "fumen hasta los taxistas". Sus palabras han suscitado la indignación de más de un taxista que, esta mañana, comentaba en corrillo las palabras del responsable de Sanidad.

"Observo que en Madrid fuman hasta los taxistas, que es algo sorprendente y no quiero meterme con los taxistas, pero de hecho, fumar dentro de un coche es algo como fumar dentro de un ascensor o de un baño, no lo he visto en otras comunidades", ha asegurado el ministro de Sanidad, que ha sido en directo a través de los emails de los oyentes, quienes desde capitales como Sevilla aseguraban que en su región, "los taxistas fuman a pesar de que en ellas gobiernan los socialistas". También le ha contestado el secretario responsable del Área del Taxi de UGT-Uniatramc, Pedro Mostaza, que por supuesto ha negado que se fume en los taxis madrileños y ha señalado que "el 99% de los profesionales" está a favor de la Ley del Tabaco y la "aplaudió con entusiasmo" cuando entró en vigor hace dos años.

Mostaza ha replicado a Soria que "la gran mayoría de los profesionales del taxi y sus usuarios no fuma dentro de los vehículo, aunque pueda haber un caso aislado y puntual". Por último, se ha quejado de que se utilice a los taxistas como chivos expiatorios en "absurdeces". Al margen de esta crítica, el responsable de Sanidad ha insistido en que la actual Ley del Tabaco es "muy buena", que cuenta con el respaldo de todos los profesionales de la sanidad, que ha hecho que más de tres millones de personas se planteen dejar de fumar y casi un millón lo consiguieran y que ha logrado disminuir en un 11% la incidencia del infarto de miocardio "en determinadas áreas donde se cumple la ley".

Sobre el alcohol y el aborto

El ministro descarta por el momento modificar la actual regulación para prohibir el tabaco en locales de menos de 100 metros cuadrados porque la norma, según Soria, "aún necesita rodar unos cuantos años". No obstante, ha considerado que subir el precio del tabaco podría ser una medida eficaz contra esta adicción, como lo demuestran los exitosos resultados logrados por otros países. No obstante, ha reconocido que se trata de un tema a decidir por el Ministerio de Economía y ha resaltado que un gobierno debe actuar unido, "no ministro contra ministro".

Soria ha hablado también del alcohol . Su proyecto es "que los menores no consuman alcohol porque produce daños cerebrales irreparables", para lo que buscará los métodos más eficaces para conseguir objetivos y no tanto resucitar la ley propuesta por la anterior ministra, Elena Salgado, y que los adultos lo hagan "de forma moderada" y evitando conducir bajo sus efectos. "Si con una ley o intento de ley no se consiguen los objetivos, vamos a hacer otras medidas (...) el tema es conseguir los objetivos y estamos trabajando en ello", ha indicado.

Sobre los casos de supuestos abortos ilegales cometidos en clínicas de Madrid y Barcelona, Soria ha recalcado que el hecho de que "se hayan dado supuestas malas prácticas nos tiene que hacer más cuidadosos, más vigilantes" pero no hacernos olvidar que la misión de Sanidad es garantizar que este servicio del Sistema Nacional de Salud (SNS) se realice " con las mayores garantías posibles". En este sentido ha respondido a las críticas realizadas al SNS por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Cháves, quien lamentó que menos de un 5% de los abortos se realicen en clínicas públicas. Soria ha explicado que las intervenciones que se realizan en centros privados concertados son también responsabilidad del sistema público y que la decisión de concertarlas o no depende de cada comunidad, siempre garantizando los niveles de calidad. "Modelos como el andaluz, con un sistema público muy eficiente, presentan un sistema de concertación muy bajo. Cada comunidad es competente para hacer esta apuesta", ha sentenciado.