Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La etarra detenida en Francia es Saioa Sánchez, una de las terroristas más buscadas

La policía francesa arresta a Asier Bengoa y una mujer que dijo que se llamaba Amaia Alonso y portaba documentación falsa

La joven detenida en Francia por su supuesta relación con el atentado cometido el pasado sábado en Capbreton (Francia) es Saioa Sánchez Iturregi, alias Hintza, una de las etarras más buscadas por las fuerzas de seguridad, según fuentes policiales.

Aunque en un principio otras fuentes de la investigación apuntaron que la detenida podría responder a la identidad de Amaia Alonso, fuentes policiales han precisado ahora que la arrestada es Saioa Sánchez Iturregi, quien según las fuerzas de seguridad podría haber participado en las últimas actuaciones de la banda. El cotejo de huellas ha permitido averiguar la verdadera identidad de la presunta jefa del último comando Vizcaya de ETA, parte del cual huyó cuando la Ertzaintza encontró un zulo en Amorebieta a finales de diciembre de 2006.

Su fotografía fue difundida este verano junto a las de otros presuntos miembros de ETA que fueron colocadas en lugares de gran afluencia de público.

Los dos detenidos han sido trasladados a París, aunque se había barajado la posibilidad de que fueran conducidos en primer lugar a Montpellier. Según la legislación antiterrorista francesa, pueden permanecer arrestados durante 96 horas entre el momento de su detención y la presentación ante un juez.

Dispositivo policial

En el dispositivo policial que ha posibilitado la detención de los dos terroristas, las fuerzas de seguridad han desplegado a cientos de agentes para seguir y analizar las diversas pistas que les iban llegando.

Los dos supuestos etarras tuvieron anoche un accidente de tráfico cerca de Toulouse y esta mañana, antes de ser detenidos, intentaron coger un taxi para proseguir con su huida, según han informado fuentes de la investigación.

Bengoa ya fue detenido en 2003, en una operación desarrollada contra el aparato de captación e infraestructura de ETA, en la que fueron arrestadas otras 27 personas a raíz de la documentación incautada al dirigente etarra Juan Ibón Fernández de Iradi Susper.

Zapatero felicita a la policía francesa

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha asegurado en la rueda de prensa celebrada en Nápoles donde participaba en la cumbre conjunta ítalo española, que es "probable que los dos detenidos sean los autores del atentado". Zapatero ha querido transmitir su más "intensa felicitación a la policía francesa y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado de España, extensiva al Gobierno francés, al presidente francés, y a la ministra del Interior, que ha estado en contacto con el ministro del interior español todo este tiempo, especialmente desde ayer por la noche".

Zapatero se ha mostrado "plenamente convencido" de que si se confirma la autoría de los "dos sujetos", la tercera persona que participó en el atentado "sin duda alguna tendrá el mismo destino". El jefe del Ejecutivo ha asegurado que estas detenciones son "fruto de un grandísimo esfuerzo de la policía española y la policía francesa".

El ministerio del Interior galo ha confirmado a través de un comunicado que los dos detenidos responden "a la descripción de los individuos buscados por el homicidio de un guardia civil español".

Las detenciones se han producido a las 12.20 de hoy en la localidad de Chateneauf de Randon, cuando los dos presuntos terroristas no han podido escapar a un control establecido por la Gendarmería francesa cerca de un hotel donde habían pasado la noche.

Los dos presuntos miembros de ETA portaban una pistola, un revólver y documentación falsa en el momento de su detención. La Gendarmería Francesa ha procedido a tomarles las huellas dactilares para cotejarlas tanto con las huellas encontradas en los vehículos que abandonaron en su fuga, como con los archivos policiales para así proceder a su identificación.

La ministra del Interior francés, Michelle Alliot Marie ha informado al ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba de las detenciones. Francia puso en marcha el pasado sábado el llamado Plan Épervier un dispositivo especial de búsqueda en el sur del país en el que participaron medios terrestres y aéreos.

Los agentes de la Guardia Civil, Raúl Centeno y Francisco Trapero, se encontraron con tres miembros de la banda terrorista ETA en una cafetería de Capbreton. Según una de las hipótesis con las que trabaja las fuerzas de seguridad, los miembros de ETA reconocieron a los agentes y los llevaron a su vehículo, donde comprobaron que eran agentes de la Guardia Civil, momento en el cual les dispararon a sangre fría.

Raúl Centeno falleció en el acto, mientras Francisco Trapero ha muerto esta mañana en el hospital de Bayona, donde estaba ingresado en estado extremadamente grave desde el sábado. Los dos agentes, ambos solteros y miembros del Grupo de Apoyo Operativo (GAO, dedicado a vigilancias y seguimientos), participaban en una operación antiterrorista que llevaba al menos un mes en marcha. En el momento del atentado no iban armados.