Un joven se enfrenta a un año de cárcel por izar la bandera republicana

La Coordinadora de Organizaciones Republicanas de Madrid convoca una protesta el jueves ante los juzgados de lo penal en apoyo del joven

Un joven que escaló la fachada de un edificio público de Madrid y arrió la bandera de España para izar la republicana se enfrenta este jueves a una petición del fiscal de un año de cárcel, además del pago de una multa de 4.000 euros por dos delitos de injurias a España y desórdenes públicos.

El juicio, según ha explicado esta mañana el acusado, Jaume D'Urgell, se celebrará a las 11.30 en los juzgados de lo penal de Madrid, a cuyas puertas se ha convocado una concentración de solidaridad con el joven por parte de la Coordinadora de Organizaciones Republicanas de Madrid.

Los actos por los que D'Urgell está procesado tuvieron lugar el 14 de mayo del año pasado durante una manifestación para reivindicar el derecho a una vivienda digna y un empleo de calidad. El acusado, según su propio testimonio, escaló la fachada del edificio que alberga los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, en la calle Gran Vía, para arriar la enseña nacional e izar, en su lugar, la republicana.

Dónde se organiza la rueda de prensa

D'Urgell, acompañado por representantes de la Coordinadora de Organizaciones Republicanas de Madrid, ha ofrecido una rueda de prensa frente al Ateneo para denunciar "la escalada en la persecución de periodistas, medios de comunicación y personas que manifiestan sus ideas republicanas". Además, ha explicado que, en principio, la conferencia de prensa se iba a celebrar en la sede del Ateneo de Madrid, pero que su Junta de Gobierno había retirado la autorización para el acto, una decisión, según ha dicho, "guiada únicamente por el interés en no incomodar a los gobernantes que satisfacen su presupuesto anual".

La Junta de Gobierno ha remitido un escrito a los organizadores de la rueda de prensa en la que explicaba que la decisión se debía a que el acto previsto había "cambiado de significación", ya que en vez de dar cuenta de un problema personal con la Justicia de Jaume D'Urgell, se había convertido en "un acto de propaganda utilizado por el movimiento republicano para sus propios fines políticos".

En la rueda de prensa, D'Urgell ha subrayado que, independientemente del resultado del juicio, no atenderá el pago de ninguna multa ni cumplirá ningún trabajo sustitutivo y volverá a "reincidir y reponer" la bandera tricolor "donde y cuando lo estime oportuno".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50