Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una lista corta, paritaria y de desconocidos

Tomás Gómez promete un partido "unido y sin fisuras" para convertir al PSM en la primera fuerza política de Madrid

Una lista corta, paritaria y alejada de los nombres tradicionales de la formación madrileña. El Partido Socialista de Madrid (PSM) tiene ya nueva ejecutiva tras haber sido nombrado ayer como nuevo secretario general Tomás Gómez. Junto al alcalde de Parla destacan en la dirección la diputada nacional Delia Blanco, que presidirá la ejecutiva, y Francisco Pérez, secretario de Organización (número dos. La nueva ejecutiva reduce de 39 a 25 sus miembros (el 88% son nuevos) y reserva más de la mitad de los cargos a mujeres. Gómez ha prometido un partido "sin fisuras" para convertirlo en la primera fuerza política de la región.

Junto a Delia Blanco y Paco Pérez formarán parte de la nueva comisión ejecutiva regional el ex diputado regional Antonio Carmona, que será el nuevo responsable de Política Económica; el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, que se ocupará de la Política Institucional Municipal. También formarán parte de la ejecutiva el concejal del Ayuntamiento de Madrid David Lucas como responsable de innovación tecnológica, la diputada autonómica María Antonia García en la secretaría de inmigración, el director general del Ministerio de Educación, Félix García Lausín, en Universidades e I+D+i; y el regidor de Aranjuez, Jesús Dionisio, como secretario de Vivienda y Política Territorial.

Maru Menéndez (diputada regional) se hará cargo de la secretaría de política autonómica; Óscar Monterrubio (alcalde de Robregordo) será secretario adjunto de política municipal; José Luis García Sánchez (primer edil de San Martín de Valdeiglesias), secretario de apoyo territorial a pequeños municipios; María Dolores Agudo (alcaldesa de Velilla de San Antonio) será la responsable del área de cultura; Trinidad Rollán será la responsable de transportes e infraestructuras; Miguel Aguado, secretario de Medio Ambiente; Fátima Peinado dirigirá la secretaría de movimientos sociales; Pilar Sánchez será la secretaria de Bienestar Social.

Otras secretarías serán dirigidas por Ángeles Álvarez Álvarez (políticas de igualdad), Macarena Elvira Rubio (sanidad y consumo), Javier García Gómez (acción electoral), Elviro Aranda Álvarez (estudios y programas), María Virtudes Cediel (Administraciones), María Dolores del CampoAlmudena Fernández Cantón (deportes).

Con este equipo, Gómez promete "unidad interna, sin fisuras", para acabar con las luchas entre familias en el seno de la organización, y alcanzar así su objetivo de convertir al PSOE en la "fuerza más votada en las próximas elecciones generales". "Hoy empieza la cuenta atrás en esta región, porque en este Congreso hemos adquirido un compromiso con los ciudadanos que vamos a cumplir", ha dicho Gómez, asegurando que los socialistas madrileños "nunca más" se van "a entretener con asuntos internos de la organización", sino que se van a preocupar "de resolver los problemas de los ciudadanos".

El nuevo líder del PSM ha dicho que el "nuevo socialismo madrileño" trabajará con "humildad y tesón para ganar". "Vamos a cambiar, sin estridencias, la forma de hacer política en esta federación". "Yo creo en la política con mayúsculas, no en el poder por el poder, sino como instrumento de cambio, para construir un mundo mejor y hacer a los hombres y mujeres más felices", ha dicho el alcalde de Parla. Para Madrid, ofrece "un nuevo modelo de desarrollo, basado en la cultura emprendedora e innovadora de los jóvenes y de los empresarios de la comunidad para que Madrid sea referencia europea".

Clausura de Zapatero

El nuevo equipo directivo ha sido aprobado por el pleno del Congreso del PSM con 564 votos a favor, 176 en blanco y 30 nulos, lo que representa un apoyo del 76,22% de los delegados. La lista presentada por Gómez ha sido votada por 770 de los 834 delegados acreditados en el Congreso (el 92,22%). Sobre la una de la tarde, ha comenzado el acto de clausura del Congreso, en el que Zapatero ha lanzado un discurso de campaña electoral, subrayando de nuevo los logros económicos y sociales de su mandato y advirtiendo al PP que no son fruto de "milagros", sino de "la tarea colectiva y el trabajo".

Según Zapatero, aunque al ex presidente José María Aznar "le gustara decir que el milagro era él" o aunque el actual líder del PP, Mariano Rajoy, dijera que es "un milagro" que se produzcan detenciones de etarras pese a la gestión del Gobierno, Zapatero ha dicho que "no hay milagros en la tarea colectiva y política, hay proyectos, ambición y trabajo" y el PP podrá "comprobarlo en marzo de 2008", cuando se celebren las elecciones generales.