Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Canadá un miembro del 'comando Madrid' de ETA

Iván Apaolaza podría estar involucrado en el asesinato del teniente coronel Pedro Antonio Blanco en 2000

Agentes de la Policía Montada de Canadá han detenido en Québec al presunto etarra Iván Apaolaza Sancho, que habría formado parte del comando Madrid de ETA, junto con Javier Abaunza, Gorka Palacios y Ana Belén Egüés -todos ellos ya detenidos-, que actuó en la capital tras el alto el fuego de ETA en 1999. El arrestado podría estar involucrado en el atentado con coche bomba que en enero de 2000 causó la muerte del teniente coronel del Ejército Pedro Antonio Blanco García.

Apaolaza, nacido en Beasain (Guipúzcoa) en 1971, formó parte de la organización juvenil Jarrai en los años noventa antes de integrarse en la organización terrorista. En noviembre del año 2000, a raíz de la desarticulación del comando Madrid, fue identificado como uno de los miembros de esta célula terrorista.

Apaolaza cruzó la frontera en julio de 1999, en plena tregua etarra, junto con Ana Belén Egüés, Javier Abaunza y Gorka Palacios, para organizar un comando en la capital española. Los cuatro etarras pasaron a pie por los Pirineos y llegaron hasta la localidad de Jaca (Huesca). Desde esta ciudad, divididos en parejas -Apaolaza con Egüés y Abaunza con Palacios-, se trasladaron en autobús hasta Zaragoza y desde la capital aragonesa, también divididos en dos grupos y en transporte público, se desplazaron hasta Madrid.

Durante los meses de la tregua el comando etarra, que se reforzó posteriormente con otros dos pistoleros, estuvo recogiendo información para posteriores atentados. En el mes de noviembre de 1999, en vísperas del anuncio oficial de la ruptura del alto el fuego, la dirección de ETA les hizo llegar una entrega con 200 kilos de dinamita, armas y diverso material para la confección de explosivos. Toda la entrega fue trasladada a un piso que el comando había alquilado en Salamanca.

La tregua quedó rota oficialmente el 3 de diciembre de 1999, pero el primer atentado lo perpetró el comando Madrid el 21 de enero siguiente. El grupo hizo estallar un coche bomba que costó la vida al teniente coronel Pedro Antonio Blanco García.

Iván Apaolaza permaneció en la capital española hasta julio de 2000, cuando regresó a territorio francés. Contra él existía una orden de busca y captura por el delito de terrorismo dictada por el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional en el año 2002.

Hace algunas semanas, los servicios de información españoles detectaron en Canadá a Víctor Tejedor, detenido la semana pasada, y a Apaolaza, acompañados de dos mujeres. Los datos fueron comunicados a la policía canadiense para que procediera al arresto de los presuntos etarras, pero la operación se retrasó y durante ese tiempo se perdió la pista de Apaolaza.

El 1 de junio fue capturado en Vancouver Víctor Tejedor, hecho que se mantuvo en secreto durante diez días a la espera de poder localizar mientras tanto al fugitivo. Finalmente, Apaolaza Sancho ha sido localizado en Quebec por la Policía Montada, que ha procedido a su arresto por encontrarse en situación irregular y utilizar documentación falsa.