Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputados dos 'mossos' tras la muerte de un joven detenido que cayó esposado desde el coche patrulla

El juez acusa a los dos agentes de "imprudencia profesional"

Un juez de Badalona (Barcelona) ha imputado por "imprudencia profesional con resultado de muerte" a los dos agentes de los Mossos d'Esquadra que iban en el coche policial del que supuestamente cayó cuando trataba de huir un joven detenido, que hoy ha fallecido debido a las lesiones que se produjo al caer del vehículo.

Sergio Carmona González, de 22 años, se encuentra clínicamente muerto después de que esta mañana los dos electroencefalogramas que le practicaron dieran un resultado negativo y revelaran que no tiene actividad cerebral, han informado fuentes del Hospital de Can Ruti de Badalona, donde se encuentra internado.

Ante el fallecimiento del joven, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona, que ha abierto diligencias por este caso, ha imputado a los dos agentes por "imprudencia profesional con resultado de muerte", según fuentes judiciales.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo por la tarde cuando Sergio Carmona González, que había sido detenido e iba esposado en un coche de los mossos, logró romper el cristal de la ventanilla trasera dando una patada al cristal, salir del vehículo y subirse encima de él, según la versión policial. Los agentes ahora imputados se dieron cuenta entonces de que el detenido había conseguido huir y frenaron el vehículo, con lo que Sergio Carmona salió disparado e impactó con la cabeza en el suelo, lo que le causó un fuerte traumatismo craneal que le ha acabado provocando la muerte.

Varios testigos presenciales han avalado el relato de los hechos que han ofrecido los Mossos d'Esquadra, si bien la madre del joven, Dolores González, mantiene que su hijo ha fallecido debido a una paliza policial, por lo que se ha personado en la causa.