Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia investiga un vídeo en el que se ve a cuatro Mossos agredir a un detenido en una comisaría

En la grabación aparecen los policías tirando al detenido al suelo y propinándole patadas

El Juzgado de Instrucción número 8 de Barcelona visionó ayer un vídeo, al que ha tenido acceso EL PAÍS, grabado con cámara oculta el pasado 31 de marzo en la comisaría de Les Corts de los Mossos d'Esquadra en la que cuatro agentes del cuerpo agreden a un detenido. La versión reducida de la grabación, que apenas dura dos minutos, se inicia cuando el detenido entra en la sala de cacheos de la comisaría y es colocado de espaldas a la pared. Unos segundos después se vuelve de cara a los cuatro agentes y realiza unos gestos con las manos. A continuación, los policías se abalanzan sobre él y ya en el suelo le propinan golpes y patadas, sin que se aprecie el cuerpo del detenido, Rubén Pérez Marcos.

El abogado de la víctima, Raúl Huertas, aseguró ayer que la grabación es "brutal y salvaje", mientras que la defensa de los policías considera que los hechos no revisten tanta gravedad. Los cuatro policías están suspendidos de empleo y sueldo por el Departamento de Interior de la Generalitat, que instaló cámaras ocultas en ese cuarto de cacheos de la comisaría ante el aumento del número de denuncias contra los agentes de la policía autonómica.

El visionado del vídeo se realizó ayer de manera individualizada con cada uno de los policías: un cabo, un policía y dos agentes en prácticas. Al acabar su comparecencia en el juzgado abandonaron esas dependencias a la carrera y con la cabeza cubierta con cascos protectores, protegidos por una docena de compañeros suyos de paisano.

Otro juzgado de Barcelona investiga también la una segunda grabación correspondiente al 5 de abril en el que una detenida que se encontraba esposada es abofeteada por una policía. Esta agente también ha sido suspendida de empleo y sueldo por la Generalitat.