Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La mayor trama de corrupción municipal

Isabel Pantoja queda en libertad con cargos tras depositar una fianza de 90.000 euros

La tonadillera asegura encontrarse "muy bien" tras declarar ante el juez, que le imputa un delito de blanqueo de capitales

Isabel Pantoja ha quedado en libertad a media tarde de hoy tras hacer efectiva la fianza de 90.000 euros que le había impuesto poco antes el juez Miguel Ángel Torres. En el auto, el magistrado que instruye el denominado caso Malaya contra la corrupción en Marbella le imputa un delito de blanqueo de capitales, según han informado fuentes judiciales.

La cantante ha abandonado las dependencias judiciales por la puerta de los calabozos y se ha introducido en un vehículo de alta gama de color negro, en el que ha abandonado la zona rápidamente entre una gran expectación. Fuentes judiciales han explicado que han sido los allegados de la artista los que han reunido el dinero exigido para eludir la presión. Lo han hecho pasadas las 18.45 horas.

Al llegar a su casa Mi Gitana, situada en la urbanización La Pera en el núcleo de Nueva Andalucía, Pantoja, que iba en la parte de atrás del vehículo oculta bajo unas gafas de sol, se ha dirigido a los periodistas que allí la esperaban y sin bajar la ventanilla del coche, ha dicho sentirse muy bien, asintiendo con la cabeza tras ser preguntada por los informadores. "Estoy muy bien, gracias", ha dicho emocionada.

Los abogados recurrirán

Sus abogados han anunciado que recurrirán los cargos que se le imputan, que no han querido especificar. La jornada de hoy para Pantoja ha sido muy intensa. Desde el mediodía ha sido sometida a un extenso interrogatorio de tres horas por parte del juez, al que ha acudido acompañada de su abogada, Gabriela Otondo. Entre otras cuestiones, la artista ha sido requerida por la compra de terrenos en la localidad malagueña de Fuengirola y de ganado.

A primera hora de esta mañana era trasladada a los juzgados de Marbella desde los calabozos de la Comisaría Provincial de Málaga, donde tuvo que pasar la noche tras ser detenida en su domicilio en Marbella en el marco de la operación policial que busca desenmascarar una presunta trama de corrupción en esa localidad de la Costa del Sol.

Fuentes de la defensa han informado de que la detención ha causado un hondo malestar en la artista, que en un primer momento manifestó estar "aturdida" y "destrozada" porque "no entiende lo que está pasando". Su comparecencia judicial ha concitado la atención de periodistas y curiosos, que desde primera hora de la mañana han hecho guardia a las puertas de los juzgados de Marbella, donde se han escuchado tanto gritos de apoyo a Pantoja como de alabanza a la actuación de la Justicia.

El pasado 19 de julio, cuando fue detenido el compañero sentimental de la artista, el ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, la Policía halló en el registro de la vivienda 50.194 dólares y 9.500 euros en metálico. Muñoz se encuentra en prisión preventiva por esta causa desde el pasado 20 de julio, y actualmente está internado en la cárcel de Jaén. La cantante habría operado en sociedades junto a éste para blanquear dinero obtenido ilícitamente por comisiones y cobros en el Ayuntamiento de Marbella.

Un nuevo detenido

Por otro lado, la Policía ha practicado esta mañana una nueva detención en Madrid en relación con el caso, con que el número de arrestados se eleva a 99, de las que cuatro están en prisión. Al detenido, el corredor de bolsa Fernando Salinas, se le vincula con un supuesto delito de blanqueo de capitales, al igual que a Pantoja. De Salinas podría haber 'blanqueado' dinero por orden de Muñoz y su ex mujer, Mayte Zaldívar, en paraísos fiscales de Gibraltar y Suiza, según fuentes próximas a la investigación.

El abogado de Muñoz no representará a Pantoja

El abogado de Julián Muñoz, Javier Saavedra, ha anunciado que, a partir de hoy, no va a representar a Isabel Pantoja, a pesar de haberla asistido ayer en su detención, ya que, según ha explicado, "podría tener posiciones distintas a las de Julián". A partir de ahora, no continuará ejerciendo su defensa en el caso de corrupción urbanística de Marbella ya que, según ha dicho,"Julián Muñoz es una cosa y Pantoja otra".

Más información