Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional procesa a los tres militares de EE UU implicados en la muerte de José Couso

Los soldados se encuentran en busca y captura.- Washington afirma que actuaron "de acuerdo a las reglas de combate operativas en esa zona del conflicto armado"

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha dictado hoy un auto de procesamiento contra tres militares estadounidenses a los que considera implicados en la muerte del cámara de televisión de Telecinco José Couso. El periodista perdió la vida en Bagdad el 8 de abril de 2003 a consecuencia de los disparos de un tanque norteamericano contra el hotel Palestina. El magistrado considera que este ataque puede ser constitutivo de un delito de asesinato con alevosía y otro contra la comunidad internacional (castigable con penas de entre 10 y 15 años de prisión).

Los tres procesados son el sargento Thomas Gibson, que iba en el tanque, el capitán y jefe de la compañía Philip Wolford, y el teniente coronel Philip de Camp, jefe de la Unidad. El pasado mes de enero, Pedraz reactivó este caso con la petición de busca y captura internacional, a efectos de extradición, de estos tres militares estadounidenses.

El magistrado ya había dictado estas mismas órdenes el 19 de octubre de 2005, pero su decisión quedó sin efecto después de que la sala de lo penal de la Audiencia acordara el pasado 10 de marzo de 2006 archivar la causa al considerar que se trató de un "acto de guerra contra enemigo erróneamente identificado" y que España no era competente para juzgar a los militares norteamericanos. Sin embargo, Pedraz reactivó las órdenes internacionales de detención a través de la Interpol después de que el 5 de diciembre del año pasado el Tribunal Supremo estimara por unanimidad el recurso interpuesto por la familia de Couso contra la decisión de la Audiencia Nacional.

La embajada de Estados Unidos recordó entonces que la "tragedia" de la muerte de Couso ya fue investigada por las autoridades estadounidenses, que determinaron que los militares habían actuado "conforme a las reglas de combate operativas en esa zona del conflicto armado".

Javier Couso, hermano del periodista, ha considerado la decisión del juez como un paso adelante a pesar de que Estados Unidos "funcione con un doble rasero en materia de derechos humanos y sea un Estado gamberro en cuanto al respeto de las leyes internacionales". En su opinión, jueces como Pedraz "están dando una lección a los gobiernos cuando enfrentan los crímenes cometidos por militares estadounidenses contra ciudadanos europeos o en suelo europeo".