Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo supedita su decisión sobre ASB a una vista oral el próximo 16 de mayo

La Sala acepta así una petición de la formación 'abertzale' que intentará aportar una prueba documental de que no es heredera de Batasuna

La Sala 61 del Tribunal Supremo ha aceptado hoy la solicitud de los promotores de Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB) de que se celebre una vista pública en la que se examinen las demandas de ilegalización que la Fiscalía y la Abogacía del Estado interpusieron contra esta formación.

Según han informado fuentes del Alto Tribunal, la vista tendrá lugar a las 10:30 horas del próximo 16 de mayo y en ella podrán comparecer todas las partes y aportar la prueba documental que estimen oportuna.

Tanto el Ministerio Público como los Servicios Jurídicos del Estado interpusieron el pasado 3 de abril sendas demandas en las que afirmaban que la constitución de ASB como partido sería un fraude a la Ley de Partidos por ser sucesora de Batasuna, y pedían que se prohibiera su inscripción en el registro del Ministerio del Interior.

Indicios de ilegalidad

La izquierda abertzale presentó el pasado 27 de marzo la documentación de ASB en el registro del Ministerio del Interior, que inmediatamente envió la solicitud de inscripción a la Fiscalía para que comprobara si vulneraba o no la Ley de Partidos. Este departamento también acordó pedir un informe a la Abogacía del Estado para que determinara si el Gobierno debe ejercer las acciones de ilegalización previstas en la citada Ley.

El diario Gara aseguraba ese mismo día en su página web que el nuevo partido apuesta en sus Estatutos por utilizar "exclusivamente las vías políticas democráticas" con el fin de conseguir los objetivos históricos de la izquierda abertzale, es decir "la independencia y el socialismo". El primer análisis del acta de fundaciones y de los estatutos de ASB realizado por Interior el mismo día que esta organización solicitó su inscripción ya arrojó varios indicios de ilicitud.

Entre ellos figura el hecho de que varias de las personas que aparecen como promotoras del nuevo partido tienen vínculos directos con Batasuna. Interior también apreció que la denominación utilizada por ASB tiene coincidencia o semejanza con la de la formación ilegalizada, ya que ambos emplean el término Batasuna (Unidad).