British Airways, condenada a indemnizar a un pasajero expulsado de un avión por oler mal

El hombre tuvo que bajarse del aparato en el que se disponía a viajar desde Hawai a Berlín

La compañía aérea British Airways deberá indemnizar a un pasajero con 260 euros por expulsarle de uno de sus aviones después de que su compañera de asiento denunciara a la tripulación que exhalaba mal olor corporal.

La Audiencia de Düsseldorf ha condenado hoy a la aerolínea a indemnizar con 260 euros al pasajero, al que se hizo bajar del avión en el que iba a viajar desde Hawai a Berlín en 2005.

Inmediatamente antes de despegar, la pasajera del asiento contiguo al del demandante se quejó del mal olor corporal del sujeto, quien ni siquiera tuvo la opción de ponerse una camisa limpia debido a que su maleta ya estaba facturada.

El individuo había pedido una indemnización de 2.200 euros, con el argumento de que, como consecuencia del incidente, había perdido además un enlace posterior en Düsseldorf.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50