Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Chávez está solo y necesita afecto y sopita de casa"

Una de las más activas seguidoras del presidente de Venezuela le pide que se case con la ex vicecanciller Maripili Hernández

"¡Necesitamos una primera dama ya! Mi Comandante está solo y así no puede seguir; es un hombre, un gran hombre y necesita afecto, consuelo y sopita de casa", escribe hoy en su columna habitual en el diario El Nuevo País Lina Ron, una de las principales defensoras de Hugo Chávez. En su artículo, Ron, líder del Partido Unidad Popular de Venezuela, pide al mandatario que se case con la ex vicecanciller Maripili Hernández, porque "ésa es la mujer del hombre".

Ron, a la que Chávez ha definido como una "gran luchadora popular", ha recordado que en el libro Todas las mujeres del presidente Maripili Hernández figura como "la mujer que más amó a Chávez", y sentencia: "Verdad de Dios (...), ésa es la mujer del hombre". "Falta saber qué opina Maripili y mi Comandante", agrega la activista popular caraqueña, alabada en público en varias ocasiones por el propio Chávez.

El presidente venezolano estuvo casado con Nancy Colmenares, de la que se divorció y con la que tuvo tres hijos: Rosa Virginia, María Gabriela y Hugo Rafael, y posteriormente contrajo matrimonio con Marisabel Rodríguez, de la que también se separó recientemente y con la que tiene una hija, Rosinés.

Maripili Hernández, una periodista que hasta hace poco fue viceministra de Relaciones Exteriores para América del Norte y lideró la campaña electoral que permitió a Chávez ganar el referendo con el que la oposición intentó sacarlo del poder en 2004, "cumple con todos los requisitos para ser Primera Dama del país", ha insistido Ron. "La esposa para Chávez -prosigue- no puede ser cualquier mujer, debe ser inteligente, hermosa por dentro y por fuera, mujer política, definitivamente política, que entienda la situación del país (...), nada de celos, porque el hombre que va a tener al lado es el hombre más amado por las mujeres de este país".

La activista remata su columna explicando la razón de su clamor: "En estos tiempos de cambios revolucionarios profundísimos y tan fuertes, donde todos están a la expectativa y donde sé que las conjuras internas se están aproximando a las externas (...), debo decir como la Biblia 'no es bueno que el hombre esté solo'. No es bueno que Chávez esté solo".