Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Somalia asegura que el responsable de los atentados de 1998 contra EE UU murió en el bombardeo de ayer

El Gobierno pide la implicación de las fuerzas de tierra estadounidenses para acabar con los "terroristas de Al Qaeda"

Las autoridades somalíes han asegurado hoy que el responsable de los atentados de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia ha muerto en uno de los ataques aéreos efectuados ayer por la aviación de Estados Unidos. Tras los bombardeos, que suponen la primera intervención de EE UU en Somalia desde la muerte de 18 de sus soldados en 1993, el Gobierno de transición ha instado a George W. Bush a enviar a sus fuerzas de tierra a su país para combatir a los "terroristas supervivientes de Al Qaeda".

Sobre los bombardeos, el jefe de personal de Presidencia, Abdirizak Hassan, ha explicado: "He recibido un informe de la parte estadounidense sobre los objetivos y la lista de daños". "Uno de los datos que figuran es que Fazul Abdulá Mohamed está muerto", ha añadido. Abdirizak Hassan ha precisado que se desconoce si en los mismos ataques aéreos han muerto o no otros dos sospechosos de los atentados, el experto en explosivos Abu Talha al Sudani y Saleh Ali Saleh Nabhan.

Asimismo, ha asegurado que el Gobierno de transición ha sido informado por sus propios servicios de inteligencia de la muerte en el mismo ataque de uno de los dirigentes de la Unión de Tribunales Islámicos, Abdirahman Janaqow.

Por su parte, el viceprimer ministro de Somalia, Hussein Aideed, ha instado a EE UU a enviar a sus fuerzas de tierra a Somalia para combatir a los "terroristas supervivientes de Al Qaeda". "La única forma de matar o capturar a los terroristas supervivientes de Al Qaeda es que vayan las fuerzas estadounidenses de tierra", ha declarado Hussein Aideed, para añadir que son los que "tienen los conocimientos y el equipamiento adecuado para capturar a esa gente".

Aideed, un antiguo marine del Ejército estadounidense, ha afirmado que los milicianos de los Tribunales Islámicos se han escondido en cuevas en áreas inaccesibles del país que hacen casi imposible capturarlos. "Lo que necesitamos es equipos térmicos de búsqueda y otras tecnologías especializadas que no tenemos", ha declarado. "Los americanos pueden hacerlo", ha agregado.

"Por lo que sabemos aún no están sobre el terreno, pero es sólo cuestión de tiempo. Incluso "podrían estar ya aquí, puesto que actúan independientemente de nosotros debido a sus propios motivos de seguridad", ha concluido.