Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy ironiza sobre la polémica y Aguirre pide disculpas por decir que no llega a fin de mes

Gallardón evita asistir a la presentación de la biografía de su compañera de partido

Esperanza Aguirre y el líder del PP, Mariano Rajoy, y durante la presentación de la biografía autorizada de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid.
Esperanza Aguirre y el líder del PP, Mariano Rajoy, y durante la presentación de la biografía autorizada de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha presentado esta tarde la polémica biografía de Esperanza Aguirre recurriendo continuamente a la ironía, hasta el punto que ha llegado a citar la célebre frase del Conde de Romanones “¡qué tropas, joder, qué tropas!”, al recordar su propia reacción cuando conoció algunos de los contenidos del libro. Aguirre ha pedido por su parte disculpas a todo el que pudiera haberse visto ofendido por las alusiones a su sueldo y no ha hecho mención alguna al alcalde de Madrid.

Rajoy sí ha admitido sin embargo que el libro, que contiene numerosas críticas de Esperanza Aguirre a Alberto Ruiz-Gallardón, es una "injusta ayuda editorial de la providencia” para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ha reconocido además tener "dudas" sobre lo que debía hacer en el día de hoy, aunque ha recordado que la presidenta de la Comunidad de Madrid se dedica a la política "por vocación".

El líder del PP ha seguido usando el humor, para "confesar" que en el momento en que conoció el contenido del libro le dominó la "perplejidad", hasta el punto de que abandonó su despacho del Congreso y "chocó" con la figura del Conde de Romanones, que está situada enfrente del mismo. "Y me acordé de aquello de ¡joder qué tropas!", ha afirmado.

Tras insistir en que "no es justo" que un libro de estas características "le eche una mano" a Zapatero justo en el momento en que peor resultados le da la última encuesta del CIS, Rajoy ha afirmado que es el presidente de un partido que tiene "dos ases en la manga" en Madrid, esto es, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, "que, como ella, cuenta con nuestro cariño afecto y respeto".

Gallardón, "un caballero"

“No me gusta la venganza, me gusta comportarme como un caballero”, aseguraba Gallardón esta mañana, en una conferencia de la secretaria de Política Autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría. El alcalde de Madrid compartía mesa con la propia Aguirre y con el presidente del partido, Mariano Rajoy, que se sentó estratégicamente, entre ambos. Gallardón reiteraba que ha aceptado las disculpas que pronunció la semana pasada la presidenta de Madrid durante una inauguración. Y no explicaba qué haría por la tarde: “no me quedaré viendo la tele, tengo muchas cosas que hacer”, afirmaba.

Junto a Rajoy, Aguirre, Rajoy y Gallardón, estuvieron sentados en la misma mesa, entre otros, el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño; el secretario general del PP, Angel Ácebes; el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana; el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González; y el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo. Precisamente, Cobo estaba sentado en el otro extremo de la mesa donde estaba situado su jefe y ha pasado buena parte del desayuno intercambiando comentarios con el consejero de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, uno de los más estrechos colaboradores de Aguirre.