EL PROCESO DE PAZ EN EL PAÍS VASCO

Zapatero aboga por "un gran acuerdo político de convivencia que recoja la pluralidad de Euskadi"

El jefe del Ejecutivo cree que sólo así se puede lograr "la paz para el País Vasco, para toda España", "superando tantas décadas de desesperanza"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha apostado hoy por lograr "la paz para el País Vasco, para toda España" mediante "un gran acuerdo político de convivencia, un acuerdo democrático que recoja la pluralidad de Euskadi y supere tantas décadas de desesperanza".

Más información

"Es obligación de todo Gobierno y la mía como presidente, tratar de aprovechar esta gran oportunidad y estoy seguro que eso es, exactamente, lo que quieren que haga la inmensa mayoría de los españoles", ha recalcado Zapatero ante sus compañeros del Comité Federal del PSOE, reunidos esta mañana en Madrid, en referencia al proceso de paz emprendido tras el anuncio de "alto el fuego definitivo" realizado en marzo por la organización terrorista ETA.

"Superar tantas décadas de desesperanza"

Para cerrar "cuatro décadas de horror y de dolor", "para que se evite el sufrimiento de nuevas víctimas, para que se produzca la sustitución de la violencia por el imperio de la ley, para consolidar la democracia como único sistema de convivencia en todos los rincones del País Vasco, para que en Euskadi las ideas, la palabra, las urnas y la ley sean los únicos medios por los que los ciudadanos se expresen y decidan sobre los asuntos políticos. Para lograr todos estos objetivos, el jefe del Ejecutivo quiere lograr "un gran acuerdo político de convivencia, un acuerdo democrático que recoja la pluralidad de Euskadi y supere tantas décadas de desesperanza".

Zapatero ha repetido que el proceso será "largo, duro y difícil", pero considera posible llegar a buen puerto si media "un gran compromiso político", así como "la serenidad y el esfuerzo de todos". Por ello, ha asegurado que "trabajará sin descanso" para lograr "la comprensión y la ayuda" del Partido Popular en este proceso de paz, "para aunar voluntades, para hacerlas compatibles". "Es probable que en muchos temas el PSOE y el PP discrepen abiertamente, es una señal de salud democrática, pero tengo el convencimiento profundo de que en la tarea del fin de la violencia, el PP y el PSOE pueden y deben buscar un espacio de entendimiento, eso es lo que se merecen todos los españoles", ha explicado Zapatero.

"Algunos considerarán que [alcanzar la paz] es una tarea ambiciosa y difícil, pero ha llegado el momento de afrontarla. Esa es mi determinación", ha explicado. "Los ciudadanos seguirán ofreciéndonos su apoyo en el futuro. Por eso debemos ofrecerles esfuerzos ambiciosos", ha explicado Zapatero ante sus compañeros en la dirección de su partido.

Homenaje a Maragall

Por lo demás, Zapatero ha hecho un balance optimista de su gestión superados los dos años de legislatura, resaltando los datos que avalan la que, a su juicio, ha sido una buena gestión económica de su Gobierno; además, ha recordado la reforma educativa, sus apuestas en materia de infraestructuras para los próximos años, y los planes del Ejecutivo para hacer frente a la sequía.

El jefe del Ejecutivo incluso ha querido relacionar todo ello con "el programa de reformas en el ámbito territorial", con los cambios en los estatutos de autonomía, que "van a suponer también una mejora en el progreso económico de nuestro país". Zapatero ha aprovechado la ocasión para agradecer al presidente de la Generalitat de Cataluña su "valentía, capacidad de iniciativa y estatura institucional", palabras recibidas por los presentes con un fuerte aplauso.

Lo más visto en...

Top 50