Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desmantela una red de blanqueo de dinero que lavó 360 millones desde 2001

Hay 21 personas detenidas y se ha aprehendido un alijo de casi 200 kilos de cocaína

La policía ha desarticulado una organización criminal internacional dedicada al blanqueo de dinero y al tráfico de drogas que había logrado blanquear más de 360 millones de euros desde 2001. La operación, bautizada Holandés, se ha saldado con la detención de 21 personas, a las que se acusa de delitos de corrupción de menores, falsificación, estafa, cohecho, contra el derecho de los trabajadores y relativos a la prostitución.

La organización estaba compuesta principalmente por ciudadanos españoles y colombianos, a los que se considera autores de múltiples delitos, entre ellos el blanqueo de capitales y contra la salud pública, además de los citados anteriormente. La operación se inició el pasado mes de marzo, cuando los agentes detectaron en una entidad bancaria la apertura de cuentas en las que se ingresaban grandes sumas de dinero a nombre de empresas fantasmas que luego era transferido a sociedades ficticias creadas en otros países, principalmente China y EE UU, y a paraísos fiscales. Estas operaciones se justificaban mediante facturas falsas del pago ficticio por diferentes adquisiciones de productos extranjeros, generalmente informáticos. Todo ello hizo sospechar que se trataba de un caso de blanqueo de dinero.

Las transacciones eran realizadas por Joachim B., un ciudadano alemán que se sirvió de la documentación de una persona de nacionalidad holandesa. Este individuo siempre estaba acompañado por Manuel de la C.H., jefe de la organización, y Alberto S.B., quienes se quedaban en las proximidades de las entidades bancarias para detectar una posible presencia policial. A Manuel de la C.H. le ha sido también imputado un delito de corrupción de menores y pornografía infantil, ya que, a través de un chat, mantenía frecuentes contactos con menores a las que les conminaba a desnudarse, haciéndoles proposiciones de relaciones sexuales.

Manuel de la C.H. recibía el dinero que debía blanquearse a través de distintos correos, algunos pertenecientes organizaciones delictivas colombianas dedicadas al narcotráfico, e incluso viajaba al extranjero para recogerlo. Conocido como una persona de garantía en este tipo de trabajos, cobraba un 10% de comisión por sus servicios. Con el beneficio obtenido, el cabecilla de la red compraba vehículos de alta gama en Alemania y los importaba a España, después de manipular los cuentakilómetros, consiguiendo así blanquear su propio dinero. Además, la red explotaba un prostíbulo de lujo en Estepona (Málaga), valorado en 12.000.000 de euros y una nave industrial en la localidad de Mora (Toledo), donde almacenaban los vehículos traídos de Alemania. También se han intervenido diversos inmuebles para uso privado.

Las investigaciones permitieron también conocer que Alberto S.B. mantenía contactos con otro ciudadano colombiano, por cuya indicación alquiló un chalé en el que la policía sospechaba que podría almacenar droga. Finalmente, se registró el chalé y se encontró un alijo de 193 kilos de cocaína de gran pureza en tabletas de un kilo y medio, que podría haber reportado a la organización ingresos de 6 millones de euros. Como consecuencia de la operación la se ha incautado de varias armas, munición, 300.000 euros en efectivo, 9.111 dólares americanos, 50.500 bolívares venezolanos y 7.926.000 pesos colombianos; 32 vehículos de lujo, 2 motocicletas, una embarcación de 3,5 metros de eslora, joyas, 16 ordenadores y 42 teléfonos móviles. Además, se han bloqueado 81 cuentas.