Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La política de extranjería

Mauritania detiene a más de 200 indocumentados en las primeras redadas tras el Plan África

Fernández de la Vega asegura que hay plazas suficientes en los centros de acogida de inmigrantes de Canarias

Las fuerzas de seguridad de Mauritania han detenido en dos operaciones policiales a 207 emigrantes indocumentados que procedían de y pretendían embarcar para alcanzar de manera ilegal a las islas Canarias. Se trata de las dos primeras redadas contra las redes de tráfico de personas tras la aprobación ayer en España del Plan África que pretende impulsar el control migratorio en los países desde los que parten los sin papeles.

La primera redada se realizó la pasada madrugada en Nuadibú donde fueron detenidos 133 senegaleses. Después, una segunda operación al norte de Nuakchot se cerró con 74 detenidos. La extradición de los detenidos a Senegal se efectúa a través de las fronteras terrestres con ese país, limítrofe a Mauritania.

Las autoridades senegalesas, por su parte, aseguran que están decididas actuar con firmeza para frenar las salidas de indocumentados con destino a las islas Canarias. Miembros del Gobierno y de los servicios de Seguridad se han reunido en Dakar en los últimos días para abordar la cuestión. Una fuente del Ejecutivo senegalés ha asegurado a Efe que en los últimos meses se han realizado una treintena de arrestos en Saint-Louis y todos los detenidos han sido puestos a disposición judicial.

Ofensiva diplomática

Para abordar la cuestión sobre el terreno, el Gobierno español ha ordenado una ofensiva diplomática en los países de la zona. Su coordinador, Miguel Ángel Fernández Mazarambroz, ha asegurado hoy que en breve se podrá disponer de información fiable y sobre las redes que desplazan inmigrantes ilegales a Canarias.

El primer objetivo de Fernández Mazarambroz es abrir una oficina en Dakar, a donde viajará mañana. Esta sede servirá de "centro de operaciones" del despliegue que incluirá Mali, Gambia, Cabo Verde, Guinea Bissau, Guinea Conakry y Níger.

También se ha referido a la situación la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que ha asegurado que hay plazas suficientes en los centros de acogida de inmigrantes de Canarias. Además, ha asegurado que el Ejecutivo habilitará nuevas plazas si llegan a ser necesarias. De la Vega afirma que el Gobierno está "ocupado y preocupado" por la situación de Canarias, junto al Ejecutivo canario, con cuyo presidente, Adán Martín, asegura mantener comunicación continua.