Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIPLE CRIMEN EN BARCELONA

Miles de personas se manifiestan en Castelldefels en repulsa por el triple crimen

Los vecinos reclaman "más seguridad" en el municipio barcelonés.- Uno de los dos detenidos culpa a una tercera persona de los asesinatos

Miles de personas se han manifestado esta mañana, convocadas por los vecinos del barrio de Vista Alegre de Castelldefels, para condenar el asesinato ayer a machetazos de un matrimonio y su hijo, que regentaban la joyería Royo de esa localidad barcelonesa. Los congregados también han reclamado "más seguridad" en el municipio.

La manifestación ha comenzado a las 10.00 horas con una concentración a las puertas de la joyería asaltada, ubicada en el número 46 de la calle Antonio Machado, donde los vecinos han colocado durante toda la noche decenas de velas y flores en recuerdo de las tres víctimas, así como una pancarta en la que se puede leer "Ni la familia ni el pueblo se merece esto".

Desde la joyería Royo, los congregados han marchado por varias calles de los barrios de Vista Alegre y Castillo Pueblo Viejo. Una pancarta que rezaba "Por vosotros" encabezaba la manifestación, y en la parte baja del cartel figuraban los nombres de las tres víctimas del atraco: José Luis Royo, de 53 años, su esposa Rosa María Alonso, de 51, y el hijo de ambos, Carlos Royo, de 24 años. Algunos manifestantes no han podido contener las lágrimas y otros llevaban pancartas donde se podía leer "Familia Royo, siempre en nuestros corazones" o "La justicia los deja libres y ellos lo pagan matando".

La marcha ha transcurrido en silencio, que sólo han roto algunos de los asistentes con gritos de "asesinos" y "queremos justicia". Los vecinos han exhibido en sus ropas lazos negros y en los comercios del barrio, que han cerrado sus puertas, también se han colocado crespones negros. Una vez en la plaza del Ayuntamiento de Castelldefels, los concentrados han gritado pidiendo justicia y denunciando la lentitud en la llegada de la ambulancia para socorrer a las víctimas.

En la plaza del Consistorio -que decretó ayer tres días de duelo oficial-, la portavoz de los comerciantes de la zona, Ana Arce, ha leído un manifiesto donde ha expresado que en la localidad "se vive un clima de inseguridad y los comerciantes trabajan con miedo". Arce ha mostrado el apoyo de los comerciantes a la familia Royo Alonso y ha agradecido la actuación de los cuerpos de seguridad del municipio, pero ha reclamado "que esto no vuelva a pasar en Castelldefels".

Después de Arce, ha tomado la palabra el alcalde de la ciudad, Antonio Padilla, que ha sido abucheado por algunos de los concentrados. Padilla ha expresado el pésame popular hacia la familia de las víctimas y ha asegurado que la localidad está a la espera de que "manden más policías". Esta tarde está previsto que la Junta Local de Seguridad del Ayuntamiento de Castelldefels apruebe una ampliación de la plantilla policial. El Ayuntamiento respondió hace poco a las demandas de una mayor seguridad con la incorporación de 12 agentes a la Policía Local, mientras que el Cuerpo Nacional de Policía ha sumado otros 19 en el último mes. La manifestación ha finalizado a las once, en la mencionada plaza del Ayuntamiento, con un emotivo minuto de silencio.

Uno de los dos detenidos culpa a una tercera persona

Los dos atracadores que perpetraron el triple crimen, de una violencia inusitada, Fernando S.M. y su sobrino Juan Antonio S.H., pasarán probablemente mañana a disposición del juez de Gavá (Barcelona). Según han informado fuentes policiales, el Grupo de Atracos del Cuerpo Nacional de Policía no ha finalizado aún las diligencias e investigaciones sobre el suceso y trata de certificar algunas contradicciones en las que han incurrido los dos detenidos.

Según parece, Juan Antonio S.H., de 20 años y experto en artes marciales, dijo inicialmente que él era el portador del machete con el que se cometieron los tres asesinatos, aunque después se desdijo y culpó a su tío, Fernando S.M., de 37 años y con antecedentes por homicidio, de ser el autor material de las tres muertes. La Cadena SER informa de que Fernando S.M. ha declarado que el autor material de los asesinatos fue un tercer atracador que los acompañaba en el momento del asalto, aunque la policía da nula credibilidad a tales afirmaciones y cree que son sólo una forma de autoexculparse.

La policía analizará ahora las huellas dactilares encontradas en el machete y en la pistola de fogueo incautados a los dos atracadores para poder saber quién de los dos fue el autor material de las muertes y quién se ensañó con las víctimas. El Delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, señaló ayer que es muy probable que los dos delincuentes se encontrasen bajo los efectos de las drogas. Sólo así, manifestó Rangel, se podría explicar "el nivel de violencia y de enseñamiento que han tenido".

El barrio de Vista Alegre, conmocionado

El barrio de Vista Alegre de Castelldefels, donde la familia de joyeros era muy conocida porque regentaba el pequeño establecimiento desde hacía más de 15 años, sigue conmocionado. Los vecinos han recordado hoy que muchos días tomaban café con el joyero asesinado y que éste siempre les había comentado que si algún día le atracaban no opondría resistencia. Y así fue, porque ni siquiera tuvo posibilidad de defenderse, ya que tanto él, como su mujer y su hijo fueron golpeados en pocos segundos y de forma sorpresiva por uno de los atracadores.

La conmoción también ha alcanzado al Centro Cultural y Recreativo de Castelldefels, en cuyo equipo de fútbol sala jugaba como portero el hijo de los joyeros, aunque últimamente había anunciado su intención de dejarlo porque quería dedicarse por completo al negocio familiar.