Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

La Mesa del Congreso admite a trámite el proyecto de reforma del Estatuto catalán

El órgano rechaza la petición del Partido Popular de considerarlo como reforma constitucional

La Mesa del Congreso ha dado esta noche vía libre al proyecto de reforma del Estatuto catalán con los votos de los representantes de PSOE, CiU e IU-ICV, desestimando la petición del PP de considerarlo reforma constitucional. La decisión se ha adoptado tras más de siete horas de reunión celebrada en tres fases de mañana, tarde y noche.

Tras la votación en la Mesa del Congreso, los populares han mostrado de forma rotunda su decepción a lo que consideran una reforma constitucional encubierta. El portavoz del PP en la Mesa, Gabriel Cisneros, uno de los padres de la Carta Magna, ha asegurado de forma drástica que se ha dado "el primer paso para extender el certificado de defunción de la Constitución de 1978" y "cancelar" una de las etapas más exitosas de la Historia moderna de España.

La Mesa del Congreso de los diputados ha rechazado esta mañana la petición del PP de no tramitar la propuesta de reforma del Estatuto de Cataluña hasta que se pronuncien el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Consejo de Estado y el Tribunal de Cuentas.

Los representantes de PSOE, CiU e IU-ICV han votado en contra de la solicitud del grupo popular en una reunión que se ha interrumpido sin haber decidido sobre la admisión a trámite del Estatuto. El grupo popular había solicitado estos informes al considerar que la propuesta aprobada por el Parlamento catalán afecta a las competencias del CGPJ y del Tribunal de Cuentas y plantea un cambio de la Constitución sobre la que debe pronunciarse el Consejo de Estado. El PSOE, por su parte, argumentaba que las peticiones del PP buscaban frenar la tramitación del proyecto y las había calificado de "maniobra dilatoria" y "juego de distracción".

Más de cinco horas de debate

Si se hubieran aceptado las solicitudes del partido que preside Mariano Rajoy, se habría trastocado todo el calendario parlamentario previsto por el Gobierno y el PSOE, que barajan tramitar la propuesta del Parlamento catalán como reforma estatutaria y quieren que el primer debate en Pleno, en el que se decidirá si el Estatuto se admite o no a trámite, se celebre el próximo 2 de noviembre. Al no prosperar los argumentos del PP, la Mesa califica ahora el texto como propuesta de reforma del Estatuto, lo admite a trámite y lo trasladará al Ejecutivo.

La vicepresidenta primera del Congreso, Carme Chacón, en nombre del PSOE, ha explicado que "no es función de la Mesa hacer de Tribunal Constitucional" y enjuiciar si tiene o no elementos contrarios a la Carta Magna. Chacón, en declaraciones a los periodistas, ha afirmado que impedir la tramitación del Estatuto en las Cortes Generales supondría "vulnerar" el derecho de los diputados a debatirlo y enmendarlo. La diputada del PSC ha criticado al PP por pretender que la Mesa tome decisiones en función de la "oportunidad política" y del interés partidista, después de recordarle que defendió posturas distintas cuando llegó el Plan Ibarretxe y el Estatuto valenciano. El representante de CiU, Jordi Vilajoana, ha convenido con Chacón en que la tarea de la Mesa "no es entrar en el contenido" del texto, sino comprobar "si cumple con los trámites legales que marca la Constitución".