Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO

Zapatero recuerda a Maragall que algunos puntos del Estatuto siguen siendo inconstitucionales

El presidente del Gobierno y el de la Generalitad se muestran seguros de que el texto prosperará en Madrid con "diálogo y Constitución"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado esta tarde "con firmeza" al jefe de la Generalitat, Pasqual Maragall, sus objeciones sobre la constitucionalidad de algunos de los artículos de la reforma del Estatuto de Cataluña. A pesar de las diferencias, ambos políticos han coincidido en expresar su convencimiento de que el texto, que esta mañana ha sido registrado en el Congreso de los Diputados y que por la tarde ha protagonizado la sesión de control, saldrá adelante en Madrid con "pacto, diálogo y Constitución", según han informado fuentes de La Moncloa.

Fuentes del Gobierno han informado a este periódico de que ésta es una de las conclusiones de ambos interlocutores en la entrevista que han mantenido esta tarde, durante casi dos horas, en el Palacio de la Moncloa para analizar la tramitación parlamentaria en Madrid de la reforma de Estatuto, aprobada el viernes pasado por el Parlamento catalán. Esta mañana, el presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, ha registrado en el Congreso la propuesta de reforma para el inicio de su tramitación.

Ninguno de los dos políticos ha hecho declaraciones al término del encuentro, tal y como habían pactado previamente. Según fuentes gubernamentales, la charla ha estado presidida por el buen tono y cordialidad. Sin embargo, Rodríguez Zapatero ha aprovechado la ocasión para expresar al presidente de la Generalitat sus objeciones a puntos concretos del texto que podrían no encajar en la letra y en el espíritu de la Constitución. Las fuentes no han precisado cuántos puntos del articulado en concreto podrían ser, a juicio de Zapatero, incostitucionales. Pero el presidente ya adelantó que entre las cuestiones que hay que modificar están la financiación, las competencias y la relación entre el Estado y la Generalitat.

No caer en la "trampa" del PP

El Ejecutivo observa puntos de colisión con la Constitución muy claramente identificados como los relativos a la ordenación económica y la unidad de mercado, y respecto a la presencia en el texto del término "nación", se considera que es posible una salida. Pese a esas objeciones, ambos presidentes han estado de acuerdo en que la reforma estatutaria debe salir adelante en las Cortes y debe hacerlo con diálogo y consenso para conseguir también que encaje en la Carta Magna. Por su parte, las fuentes del Ejecutivo catalán han señalado igualmente a Efe la "voluntad conjunta y manifiesta de alcanzar un pacto que haga posible el mejor Estatuto para Cataluña y para España", objetivo ante el que se comprometieron a "no ahorrar esfuerzos".

Las mismas fuentes han añadido que ambos dirigentes han coincidido en que hay que tener "confianza en las instituciones", por lo que "ahora toca dejar trabajar al Congreso". Asimismo, Zapatero y Maragall han destacado en su entrevista la necesidad de no caer en la estrategia de "confrontación" del PP porque es una "trampa", al tiempo que han lamentado que esta formación "pierda la oportunidad histórica del consenso" en la reforma estatutaria. Horas antes de la entrevista, Zapatero ha defendido los principios de diálogo y Constitución durante la sesión de control al Gobierno. El presidente ha pedido sentido común a todos los partidos para afrontar un debate democrático, especialmente al PP, a cuyo presidente, Mariano Rajoy, ha invitado a unirse a un "proceso de reforma razonable" y que deje de "meter miedo" a los ciudadanos.

Después de la presentación del proyecto de nuevo Estatuto hoy en el Congreso, se está a la espera de decidir el día en el que el pleno de la Cámara decidirá sobre la toma en consideración del texto. Para ello se barajan las fechas del 2 y del 22 de noviembre, y hoy Zapatero ha trasladado a Maragall su respaldo para que sea lo antes posible. Antes de eso, será la Mesa del Congreso la que deberá comprobar que la iniciativa cumple todos los requisitos para ser debatida en pleno, y, ante ese trámite, el PP ya ha anunciado que se opondrá a la calificación del texto. Además, no descarta recurrir el acuerdo de la Mesa ante al Tribunal Constitucional, aunque ese recurso no paralizaría la tramitación parlamentaria del Estatuto.

Los líderes catalanes escenifican en Madrid su unidad

Los líderes políticos catalanes, salvo el presidente del PPC, Josep Piqué, han escenificado hoy en diferentes actos en Madrid la unidad de acción en torno al proyecto de nuevo Estatuto en el Congreso y han hablado de "mano tendida" al diálogo y de que la reforma no es una "ruptura" con España. Además de Maragall y Benach, se han desplazado a la capital Piqué, Josep Lluis Carod-Rovira (ERC) y Artur Mas (CiU).

El tripartito y CiU han apelado al diálogo y han dejado claro que no hay "declaración de independencia", como ha señalado Benach, sino una "evolución de la relación" de Cataluña con el resto del Estado, en palabras de Mas. El acto central del día ha sido la reunión de Zapatero con Maragall. El presidente de la Generalitad, quien ha llegado sobre las 18.30 a la cita en un coche oficial, ha posado solo para los fotógrafos en la escalinata de La Moncloa. Minutos más tarde, ambos han vuelto a salir para posar, esta vez juntos y saludándose, ante las banderas española y catalana que flanqueaban la puerta de acceso al edificio.

Más información