Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de La Palma continúa activo tras quemar más 2.000 hectáreas

Un frente de unos cuatro kilómetros de largo seguía activo cerca del anochecer

El incendio forestal de los montes de La Palma desafía las intensas operaciones desarrolladas desde que se declaró, la mañana del martes. En cinco días, las llamas han consumido más de 2.000 hectáreas de gran valor ecológico de los pinares del municipio de Garafía. A pesar de que por la mañana el Centro de Coordinación Insular (Cecopin) se mostraba confiado en que el fuego fuera controlado durante el día de hoy, un frente de una longitud de unos cuatro kilómetros seguía activo cerca del anochecer.

Los dos hidroaviones y ocho helicópteros que participan en el operativo pudieron actuar eficazmente por la mañana, pero a partir del mediodía han interrumpido sus vuelos por la presencia de nubes. Pese a todo, fuentes del Cecopin han indicado que no se descarta que el incendio quede controlado durante la noche o a primeras horas de la mañana, ya que no cesan los trabajos desde tierra, para lo que se cuenta con la participación de unos 400 agentes de medio ambiente, bomberos y voluntarios.

El fuego, rodeado

Muchas de estas personas provienen de otras islas, que han facilitado tanto medios como personal para luchar contra el fuego. Por la mañana llegarán 50 agentes de brigadas de medio ambiente de Tenerife que permitirán el relevo de otros compañeros, según las mismas fuentes.

El director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, José Andrés de las Casas, ha declarado que, si se hubieran podido utilizar medios aéreos durante la tarde, está "seguro que el incendio estaría prácticamente finalizado". Por esta razón, De las Casas ha pedido un poco de paciencia, "porque las cosas vienen como vienen y son como son, hay que esperar a que la naturaleza haga su trabajo, y los hombres que trabajan en la zona siguen atacando como lo están haciendo".

Caída la noche, se está haciendo un contrafuego que se espera que cuando se encuentre con el frente principal reduzca la intensidad del incendio. José Andrés de las Casas ha admitido que, después de más de cien horas de trabajo continuado, el cansancio ya no es sólo físico, "también es psicológico". Según el director general de Seguridad y Emergencias, el fuego está "rodeado", pero la orografía abrupta de la isla es tal que los servicios de extinmción "no se fían".