Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE DE INVESTIDURA EN EL PARLAMENTO VASCO

Ibarretxe será investido mañana 'lehendakari' gracias a los votos de EHAK

El candidato del PNV-EA logra en primera votación 34 sufragios frente a los 33 de Paxti López

El candidato del PNV-EA a lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha obtenido 34 sufragios en la votación de investidura que se ha celebrado esta tarde en el Parlamento vasco, frente a los 33 de su rival, el socialista Patxi López. Este resultado no permite a Ibarretxe ser reelegido como jefe del Ejecutivo vasco al no haber logrado la mayoría absoluta, que se sitúa en 38 escaños. Estos votos, que hoy le han sido insuficientes, le bastarán mañana para convertirse por tercera vez en lehendakari al necesitar sólo mayoría simple.

Ibarretxe ha obtenido el respaldo unánime de los partidos del tripartito (PNV-EA-EB), que suman 32 escaños, más dos votos de EHAK, la representación de la izquierda abertzale en el Parlamento vasco que cuenta con un total de nueve diputados. De nada le ha valido a López el respaldo final del PP, que con sus 15 escaños más los 18 de los socialistas suma 32, una renta insuficiente para plantar cara mañana al candidato peneuvista.

La sorpresa ha llegado esta tarde durante el turno de intervención de la portavoz de EHAK, Nekane Erauskin. No se esperaba que este grupo fijara su posición hasta mañana, pero finalmente ha anunciado que dos de sus diputados votarán por la candidatura de Ibarretxe. La portavoz de EHAK ha explicado que la cesión de sus votos a Ibarretxe es "un ejercicio más de responsabilidad y para manifestar una vez más nuestra actitud positiva y constructiva", aunque ha querido matizar que "estos dos votos no suponen ni nuestro apoyo a dicho candidato, ni nuestro apoyo al Gobierno que pudiera liderar".

Además, la representante de esta formación ha recordado a los Gobiernos vasco y central que la "solución al conflicto vasco" pasa por el "respeto escrupuloso a la libre voluntad de los ciudadanos de Euskal Herria" y que el diálogo entre los diferentes partidos debe servir para "desatar los dos nudos gordianos" de la territorialidad y la autodeterminación.

Mesa de diálogo

Quizá haya influido en el cambio de criterio de EHAK el tono del discurso de Ibarretxe, que esta mañana se ha comprometido a impulsar una mesa de diálogo en la que "todas las sensibilidades estén representadas", incluyendo a Batasuna, dirigida a lograr un acuerdo sobre la normalización política que sería ratificado en una consulta en ausencia de violencia.

El candidato a lehendakari del tripartito vasco (PNV-EA-EB) ha comenzado su exposición defendiendo que la prioridad es "conseguir un escenario de paz" para lo que ha exigido a ETA que "abandone definitivamente la violencia". Euskadi, ha estimado, tiene ahora la "oportunidad" de abrir una nueva etapa, en la que PNV, EA y EB tienen la intención de "ofrecer la mano tendida a todas las fuerzas políticas vascas", incluida las que no tienen representación parlamentaria (como Batasuna), para lograr un "acuerdo político para la normalización y la convivencia".

Para ello, ha propuesto la formación de una mesa de diálogo en la que estén representadas todas las opciones políticas para tratar de elaborar un acuerdo en relación con la "identidad, la soberanía, la territorialidad, el nivel de autogobierno o la relación entre Euskadi y el Estado español". La intención de Ibarretxe es que un grupo de trabajo integrado por representantes de todos los partidos presenten en el último trimestre de este año una propuesta consensuada sobre la "metodología, estructura, objetivos, contenidos, principios, composición y procedimiento de toma de decisiones" de esa mesa de diálogo.

Si dicha mesa lograra un acuerdo, éste sería sometido a consulta a la ciudadanía, siempre en ausencia de violencia. Sobre su contenido, el candidato se ha mostrado dispuesto a alcanzar un acuerdo "más amplio" que el obtenido por el plan Ibarretxe, que fue rechazado por el Congreso de los Diputados. No obstante, ha considerado que su plan es un "activo" más porque contiene "potencialidades para avanzar en la normalización política", entre las que ha citado el reconocimiento del pueblo vasco como sujeto político, el derecho a decidir de la sociedad vasca o la territorialidad.

Ibarretxe reclama "valentía" a Zapatero

Ibarretxe ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "aborde con valentía todas aquellas medidas que contribuyan a generar un escenario de distensión y humanización para hacer irreversible el proceso de paz". En este sentido, le ha pedido que acerque a los presos de ETA al País Vasco.

Ibarretxe se ha mostrado optimista ante la posibilidad de finalizar con la etapa de crispación entre las fuerzas políticas, al considerar que existen bases "más sólidas" que en legislaturas anteriores, entre las que ha destacado la resolución del Congreso en favor del final dialogado de la violencia y el anuncio de ETA de que no atentará contra cargos de PP y PSOE, que ha considerado "un primer paso, aunque insuficiente".

Plan Integral en favor de la Paz y la Reconciliación

Ibarretxe ha anunciado además que si resulta elegido lehendakari elaborará en el plazo de seis meses un Plan Integral en favor de la Paz y la Reconciliación, que contemple las actuaciones a desarrollar en materia de derechos humanos. Entre estas acciones, ha citado las relacionadas con la solidaridad con las víctimas del terrorismo, con la "recuperación del derecho de participación política", con la "prevención" de la tortura y la defensa de los presos, y con la puesta en marcha de un Observatorio Internacional de Derechos Humanos y Libertades.

También ha adelantado que pretende que se constituya un Consejo Político para la Normalización en el seno del Gobierno vasco formado por un consejero por cada uno de los partidos que lo componen. Este órgano tendrá como misión liderar los encuentros del Ejecutivo autonómico con los agentes políticos y sociales para impulsar la conformación de la mesa de diálogo multipartita, así como elaborar un plan integral en favor de los derechos humanos.