Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe y López confrontan sus modelos sobre el futuro de Euskadi

Los candidatos a 'lehendakari' abren hoy el debate de investidura

El peneuvista Juan José Ibarretxe y el socialista Patxi López confrontarán hoy en el Parlamento vasco, en la sesión para la investidura del lehendakari, dos programas de Gobierno con escasos puntos en común. Ambos pondrán en valor la pacificación, aunque su único nexo de unión es el apoyo de ambos a la declaración del Congreso que abre la vía a dialogar con ETA si deja las armas. Ibarretxe defenderá el derecho de los vascos a la autodeterminación y a decidir sobre un nuevo Estatuto en una consulta. López apostará por reformar el actual texto estatutario para "mejorar" el autogobierno.

Por tercera vez en 25 años, dos candidatos pugnarán en la Cámara vasca por ser lehendakari. En esta ocasión, el candidato a la reelección, Juan José Ibarretxe, llega con un nivel de incertidumbre superior, dado que ni Aralar ha aclarado el sentido de su único voto ni los comunistas abertzales de EHAK (siglas en euskera del Partido Comunista de las Tierras Vascas), formación que tiene la llave de la investidura, parece haber decidido qué hacer con sus nueve escaños.

Fuentes de la presidencia vasca en funciones indicaron ayer que el discurso de Ibarretxe tratará de dar respuestas en dos terrenos: el de la gobernabilidad y el de la apertura a "una nueva cultura política" en Euskadi. Medios cercanos al candidato nacionalista insisten en lo perentorio de un "cambio de signo" para situar la política vasca en unas coordenadas radicalmente diferentes a las de los últimos años, informa Isabel C. Martínez.

Esta declaración de intenciones choca con la realidad de que la resolución de la investidura está en manos de EHAK y todo indica que Ibarretxe hará un discurso en el que arriesgará todo lo que pueda para lograr sus votos. Medios nacionalistas no descartan que este grupo opte por dar la sorpresa con alguna actuación imprevisible, como hizo Batasuna con la aprobación del plan Ibarretxe en diciembre. Lo más probable es que EHAK, receptor de los votos de la ilegalizada Batasuna en los pasados comicios vascos, reserve esa actuación para mañana o, en su caso, para el próximo viernes, días en los que el candidato ganador sólo necesita la mayoría simple para ganar.

Apuesta autonomista

Con cierto optimismo, la presidenta del Parlamento vasco, la peneuvista Izaskun Bilbao, informó ayer al resto de los miembros de la Mesa de la previsión de que la toma de posesión del próximo lehendakari se produzca el próximo sábado en Gernika, si alguno de los aspirantes logra los apoyos necesarios. Ninguno de los dos cuenta, en principio, con los 38 votos precisos -la mayoría absoluta- para ser investido hoy y en los dos días siguientes podrían sucederse los empates a 33.

Frente a las bases programáticas ya cerradas por los partidos del tripartito (PNV, EA y Ezker Batua, que suman 32 escaños), en las que destacan el apoyo a la consulta a la sociedad vasca, el derecho de autodeterminación y el diálogo sin exclusiones para resolver el conflicto vasco, el socialista Patxi López -su partido tiene 18 escaños- presentará un triple compromiso que dé sentido al proyecto autonomista, vasquista y de izquierdas con el que se presentó en la pasada campaña electoral y que "es de largo recorrido", como reitera López.

Primero, un compromiso con la pacificación, desde las coordenadas diseñadas en la resolución aprobada el pasado 17 de mayo por el Congreso, el apoyo a las víctimas del terrorismo y con la regeneración democrática en las aulas y en los medios de comunicación públicos.

El segundo asunto que abordará en su intervención será la reforma del Estatuto de Gernika para "consolidar y mejorar" el autogobierno y la "convivencia entre diferentes". Ésta es una de las grandes críticas que realizará hoy a Ibarretxe: que la reedición del pacto tripartito (PNV, EA y EB) con "esquemas y principios del pasado" sólo pretende construir un país "contra la mitad de sus ciudadanos".

Luego, López defenderá las políticas de izquierdas y sus compromisos sectoriales, auténtico "programa de Gobierno del socialismo vasco", según el PSE.

Las declaraciones del secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, anuncian que su grupo (15 escaños) votará a favor de López: "Tenemos que ser responsables con lo que tiene que ser este país y con nuestro compromiso de buscar la alternativa y desplazar al nacionalismo a la oposición", dijo ayer.

Más de 200 invitados

La sesión de hoy en el Parlamento vasco comenzará a las 9.30 con el discurso del candidato socialista, Patxi López. Más de 200 invitados han sido acreditados para la investidura. El aspirante socialista, que ayer ultimaba con sus colaboradores más estrechos su intervención, apurará los 90 minutos que tiene para explicar su programa de gobierno y su proyecto de país. López, que llega "sin hipotecas de ningún tipo", como le gusta recalcar al líder del PSE, cuenta con que el PP ratifique su discurso de campaña en favor de la alternativa al nacionalismo, sumando sus 15 escaños a los 18 socialistas.

Ibarretxe, que intervendrá después, y los dirigentes del tripartito, como han venido repitiendo en los últimos días, no entenderían que EHAK no vote finalmente al candidato que ha colocado la consulta, el derecho a decidir, la normalización y la pacificación como elementos básicos de su propuesta de gobierno.

La sesión se suspenderá las 15.30, momento en que los grupos parlamentarios, de menor a mayor, dispondrán de 30 minutos para fijar su posición. Ambos candidatos les responderán en otros treinta minutos.

El debate finalizará con un turno de 10 minutos de los representantes de los grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 2005

Más información