Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal comienza a remitir aunque mantiene cortada una carretera de la red principal

Protección Civil denuncia que el 70% de los conductores que quedaron ayer atrapados por la nieve no llevaba cadenas en sus vehículos

El temporal de nieve que afecta a buena parte de la península desde hace dos días y que ayer dejó atrapados a miles de automovilistas en las carreteras de Burgos, León y Palencia va remitiendo poco a poco, aunque continúa complicando la circulación en la mitad norte de España. Así, a las 17.15 de esta tarde, se mantiene cerrada una vía de la red principal, la A-45, a la altura de Nerpio, en la provincia de Albacete, por la masiva presencia de placas de hielo, y un puerto de montaña, el de San Glorio, en León.

Pese a la mejoría del tiempo, la nieve impide el tránsito por cinco carreteras -tres de Ávila y dos de Zaragoza- y 36 puertos de la red secundaria. El uso de cadenas es obligatorio en otros 33, según han informado fuentes de la Dirección General de Tráfico.

La provincia de Burgos ha sido una de las más afectadas por la ola de frío y al mediodía ya se podía circular, aunque con mucha precaución, por las vías en las que han sido necesarias las cadenas durante la mañana. En concreto, en la A-1 entre Aranda de Duero y Burgos; la N-622, en Lerma; la N-120 en Belorado y Zalduendo; la N-1 en Miranda de Ebro; la N-234 en Salas de los Infantes; la A-62 en la capital; la N-623 en Sotopalacios; y la N-122 en Nava de Roa. En esta provincia, Protección Civil e Interior ordenaron esta mañana la salida escalonada de las cinco mil personas que tuvieron que pasar la noche en los diferentes albergues habilitados para acoger a los atrapados por el temporal.

El 70% de los conductores, sin cadenas

La directora general de Protección Civil y Emergencias, Celia Abenza, ha denunciado hoy en rueda de prensa que el 70% de los conductores que quedaron atrapados o tuvieron dificultades por las nevadas de ayer no llevaban en sus vehículos cadenas. La Agencia de Protección Civil e Interior de la Junta de Castilla y León mantiene la situación de alerta en las provincias de León, Palencia, Burgos, Soria y la ha declarado en la provincia de Zamora a partir de la información remitida por el Centro Meteorológico Territorial. Según fuentes del Servicio de Emergencias 112, para hoy lunes y la primera mitad de mañana se esperan nevadas, de intensidad débil a moderada, en el norte de León, Palencia, en la mitad norte de Burgos y en las sierras de las provincias de Burgos y Soria.

Durante la mañana también ha habido problemas en carreteras de la Comunidad de Madrid; en la A-1 en La Cabrera; en León, en la N-621 en Riaño y la N-625 en Cistierna; en Lugo la A-6 en Piedrafita; y en Salamanca la N-630 en Topas.

Vuelos cancelados y retrasos ferroviarios

El temporal ha dejado varios pueblos incomunicados del norte de la península, en Lugo, Palencia y León. El Ayuntamiento de Cuenca tuvo que activar el Plan de Emergencia Municipal de Viabilidad Invernal para garantizar el tránsito por la ciudad, después de la nevada que cayó anoche en esta ciudad y las bajas temperaturas -que llegaron a los 4 grados bajo cero-, que hicieron que la nieve caída se helara de forma inmediata.

El mal tiempo también ha sido el causante de la cancelación de 10 vuelos en el aeropuerto de León, que continúa esta tarde cerrado al tráfico aéreo, han informado fuentes de AENA. Los aeropuertos de Valladolid, Pamplona y Vitoria también han sufrido cancelaciones -seis, cinco y dos respectivamente- por las placas de hielo que han afectado a sus pistas durante la mañana, aunque esta tarde han vuelto a funcionar con normalidad, según las mismas fuentes.

Además, se han tenido que suspender a primera hora de la mañana algunas líneas de autobuses, que cubrían principalmente los trayectos de Logroño-Pamplona y Logroño-San Sebastián. Todas las grandes líneas ferroviarias se mantienen abiertas, aunque algunas con retrasos significativos. Sólo permanecen cortadas algunas líneas regionales que funcionan con trenes eléctricos y que corresponden a los trayectos León-Gijón, Astorga-Ponferrada, Bárcena-Palencia y Venta de Baños-Miranda de Ebro.

La mejoría del tiempo ha permitido abrir al tráfico pesado en Oviedo la A-66, que enlaza Asturias con Castilla y León, así como los puertos cántabros de Pozazal, El Escudo y Los Tornos. El temporal ha sido también la causa esta madrugada de una colisión múltiple de cuatro camiones en Soria, en la C-101 a la altura de Gómara, que permanecía cortada por la mañana.

El PP critica la actuación del Gobierno

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado esta mañana que su Gabinete hace desde ayer "todos los esfuerzos" para restablecer la normalidad en las carreteras.

El senador popular Juan José Ortiz ha dicho hoy que el Ejecutivo "no debe limitarse a informar" y "dejar toda la responsabilidad a los ciudadanos" ante la ola de frío, y se ha preguntado cómo no ha podido evitar la situación de colapso en las carreteras "cuando sabía desde hace una semana que se aproximaba el temporal".

Más información