Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA MEDALLA DE AZNAR

Aznar dice que el escándalo de la medalla es un intento de desviar la atención

Según la SER, las facturas que envió el bufete americano fueron retocadas para superar el control estatal

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha declarado en una radio mexicana que las informaciones que apuntan a que pagó con dinero público a un lobby de Washington para conseguir la Medalla del Congreso de Estados Unidos le merecen "desprecio". En su opinión, se trata de un intento de desviar la atención sobre los trabajos de la comisión del 11-M y "manchar la honorabilidad de las personas". La Cadena SER informa hoy de que las facturas de ese contrato fueron retocadas para pasar el control de la Intervención del Estado.

"No tengo nada que negar ni nada que afirmar. Simplemente digo que algunas afirmaciones que se hacen al respecto solamente me merecen desprecio", ha declarado Aznar en una entrevista con el programa Hoy por hoy de la emisora mexicana W Radio. "Quiero decir que cuando se intenta demostrar que un Gobierno no ha dicho la verdad, y el Gobierno la ha dicho, y eso queda acreditado ante una comisión parlamentaria, se pueden intentar muchas cosas para desviar la atención, e incluso intentar manchar la honorabilidad de las personas, pero yo no voy a entrar en esas cosas".

Lo cierto es que el Gobierno del PP contrató por dos millones de dólares (1,6 millones de euros aproximadamente), en diciembre de 2003, tres meses antes de las elecciones generales, los servicios de Piper Rudnick, que trabaja como lobby en Washington, para difundir la imagen de Aznar en EE UU y lograr las firmas necesarias de parlamentarios para la concesión de la medalla de oro del Congreso, la máxima condecoración civil del país. Según la SER, el contrato, firmado en secreto, se financió con fondos del Ministerio de Asuntos Exteriores a través de un cauce extraordinario que garantizaba la confidencialidad.

Facturas manipuladas

Además, hoy se ha conocido, también por la Cadena SER, que las facturas que enviaba el lobby estadounidense fueron manipuladas para que pudieran superar el control de la Intervención General del Estado. Así, las facturas que se enviaron a esta institución con los servicios prestados, se omite el nombre del presidente y que uno de los objetivos del contrato era lograr la medalla. Sin embargo, tanto el nombre del presidente como el asunto de la condecoración sí aparecen en las facturas originales. En las enviadas a España se omitieron estos detalles para que pudieran pasar la inspección de la Intervención General del Estado.

En la primera de las facturas, en la versión original dice: "Preparar el discurso del presidente Aznar dirigido al congreso", mientras en la versión modificada sólo dice: "Preparación del discurso del presidente del gobierno de España". En la otra factura, se elimina el encabezado "Medalla de oro del Congreso" que aparece en la versión original por "Asuntos varios del Congreso". Los abogados se limitan a mencionar el número de la resolución, la 2131, omitiendo su contenido, que se refiere exclusivamente a la propuesta de concesión de medalla a Aznar.

El Gobierno informará al Congreso

José Luis Rogríguez Zapatero ha rechazado entrar a valorar el escándalo y remite a la información que el Ejecutivo ofrecerá en sede parlamentaria por tratarse de un ex presidente del Gobierno. Zapatero en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros se ha limitado a decir que no hará "esas cosas".

Más información