Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España no pedirá la extradición de los ocho presuntos etarras detenidos ayer en Francia

Los supuesto miembros de los grupos reserva de la banda terrorista serán trasladados hoy a París, donde el lunes pasarán a disposición judicial

España no pedirá la extradición de ninguno de los ocho presuntos etarras detenidos ayer en el oeste y el centro de Francia, ya que siete no tienen causas pendientes en España o sólo reclamaciones por el delito de pertenencia a banda armada. El octavo arrestado está acusado de un atentado cometido en 1981 que ya ha prescrito.

Según han informado fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, el único de los arrestados de ayer que tiene una causa pendiente en este tribunal es Luis Armando Zabalo Bilbao, Mikel, procesado por su presunta participación en un atentado cometido en Basauri (Vizcaya) el 10 de julio de 1981 en el que resultó muerto el guardia civil retirado Joaquín Gorjón González.

Las mismas fuentes han asegurado desconocer si la causa está o no prescrita en España, pero han considerado "prácticamente seguro" que, dada la fecha de comisión del crimen y de acuerdo con la legislación francesa en prescripción de delitos, las autoridades galas rechazarían su entrega a España en caso de ser solicitada. Además de Zabalo Bilbao, ayer fueron detenidos en Francia Asier Aginako Etxenagusia, Kepa; Aitziber Coello Onaindia, Leire; Juan Carlos Subijana Izquierdo, Alberto Saavedra Martínez, Ignacio López de Bergara Astola, Yves; Benito Fermín Martínez Bergara, Demonio o Martxelo; y Juan Carlos Estévez Paz, Meli.

Trasladados a París

Estas siete personas o no tienen causas pendientes en España o poseen solamente reclamaciones por el delito de pertenencia a banda armada, equivalente al de asociación de malhechores por el que serán juzgados en Francia. Esta circunstancia supone que, en caso de solicitar su extradición y de que ésta fuera aceptada, la Fiscalía se vería obligada a retirar la acusación contra ellos en aplicación del principio de cosa juzgada. En cualquier caso, las mismas fuentes han destacado la importancia de las detenciones practicadas ayer y han asegurado que, con

ellas, "se han salvado muchas vidas".

Hoy está previsto que se trasladen a París los ocho presuntos etarras, según han indicado fuentes próximas a la investigación. Los arrestados permanecerán en los locales de la Dirección Nacional Antiterrorista (DNAT) hasta pasar a disposición judicial. Está previsto que los supuestos etarras comparezcan el próximo lunes ante jueces antiterroristas con vistas a su procesamiento, según las fuentes, que han añadido que, durante los interrogatorios, los supuestos miembros de ETA se han mostrado, como es habitual, "poco locuaces" en sus declaraciones.

Durante la operación policial, se registraron tres pisos en Angers, que servían para la formación de miembros de comandos. En los registros, la policía se incautó de una decena de armas, municiones, carnés de identidad españoles en blanco y unos 150 documentos administrativos franceses vírgenes, además de ordenadores, disquetes, abundante documentación, y unos 45.000 euros en efectivo. Los agentes también hallaron tres coches robados en otros tantos garajes próximos a las viviendas, localizadas hace semanas gracias a los documentos descubiertos tras los dos arrestos del presunto ex jefe militar de ETA Ibon Fernández de Iradi, Susper, en diciembre de 2002 y 2003.