Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias de las víctimas del Yak-42 viajan a Turquía para realizar las pruebas de ADN

El Ministerio de Defensa se hace cargo de todos los gastos

Familiares de 30 de los 62 militares fallecidos en el accidente del Yak-42 en Turquía viajan esta tarde rumbo a Estambul en un avión fletado por el Ministerio de Defensa. La finalidad de este nuevo desplazamiento al lugar de la tragedia, acaecida el 26 de mayo de 2003, es realizar allí pruebas de ADN a los familiares para cotejarlas con las muestras de tejido obtenidas de los fallecidos, y así poder despejar las dudas sobre la identidad de los cadáveres.

El pasado mes de abril, el Ministerio de Justicia turco, la Fiscalía de Trabzon (localidad donde se estrelló el aparato) y el Instituto de Toxicología de Estambul dieron el visto bueno a que los familiares que lo deseasen se practicasen los test.

Las familias emprenden este viaje acompañadas por Roberto López Fernández, director del gabinete del ministro de Defensa, José Bono, y por tres de sus asesores, así como por dos abogados, según las mismas fuentes. No será hasta el lunes cuando regresen a España, una vez realizados los correspondientes análisis de ADN a los que se someterán treinta y siete de ellos, emparentados con 30 de los fallecidos, en el Instituto de Medicina Forense de Estambul.

El Ministerio de Defensa asumirá los costes económicos del viaje y también se hará cargo de la estancia en Turquía y de los gastos del laboratorio que realizará las pruebas.

"Un reto" que llega con un retraso de un año

El presidente de la asociación que agrupa a 40 familias de los 62 militares fallecidos en el accidente aéreo, Carlos Ripollés, ha explicado que el viaje "es un reto que tenía que llevarse a cabo el mismo día del accidente y es un año después cuando tiene lugar", ha lamentado.

El avión ha partido hacia Turquía esta tarde a las 17:00 desde la base aérea de Torrejón de Ardoz, a donde llegará de vuelta el lunes a las 20:30 horas. Ripollés ha explicado que éste no será el último viaje que harán los familiares a Turquía. El 26 de mayo, cuando se cumple el primer aniversario de la tragedia, se rendirá un sentido homenaje a los fallecidos y se inaugurará un monumento en su recuerdo, que se levantara en la ladera de la montaña turca donde se estrelló el avión.

Ocho fallecidos con identidades erróneas

Al menos ocho de los 62 militares fallecidos en el Yak-42 podrían haber sido enterrados con identidades erróneas, según publica hoy el Heraldo de Aragón.

Así lo ha comprobado, afirma en la información, al cotejar los datos de las autopsias practicadas en Turquía con la información del reconocimiento de los cadáveres que Defensa facilitó a las familias. No se corresponde, añade, el número que Defensa asignó a la necropsia de los fallecidos -y que envío documentalmente a los familiares- con el que les otorgó el sumario de Turquía, donde el número se les asignó con datos que "inequívocamente eran de los fallecidos, como los anillos con las inscripciones que portaban las víctimas".

Más información