Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat suspende la aplicación de la Ley de Calidad a la espera de la reforma del PSOE

La Consejería de Educación responde así a la "incertidumbre" originada en torno a esta norma tras el vuelco electoral

La Generalitat de Cataluña, gobernada por un tripartito formado por PSOE, ERC e Iniciativa per Catalunya (ICV-EV), ha decidido esta mañana poner en suspenso en esta comunidad la aplicación de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), aprobada el año pasado por el Gobierno del PP y que ya ha entrado parcialmente en vigor. El Gobierno presidido por Pasqual Maragall considera que no tiene sentido empezar a aplicar una norma cuya modificación es una de las prioridades del próximo Ejecutivo socialista. Entre los preceptos de la ley que debían ponerse en práctica el próximo curso se encuentra el incremento de las horas de enseñanza del castellano para las regiones con idioma propio.

La consejera de Enseñanza, Marta Cid (ERC), ha explicado en rueda de prensa que, con esta medida, se pretende dar respuesta a la "incertidumbre" originada en torno a la aplicación de esta ley tras la victoria electoral del PSOE, que ya ha anunciado sus planes de paralizar primero su aplicación, para reformarla o derogarla después. Cid ha destacado que mantener la aplicación de la LOCE "no beneficia a nadie, hubiera provocado muchos inconvenientes" y dificultaría posibles cambios en el futuro", lo que la ha convencido a optar por esta suspensión ya que no podía "actuar como si nada hubiera pasado", en referencia a la derrota electoral del PP.

Al margen de esta medida, el Gobierno catalán pide al futuro ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero una "moratoria mínima" de dos años de la aplicación de la LOCE y la derogación de los decretos que la desarrollan para buscar "un consenso" con la comunidad educativa y las comunidades sobre el futuro marco educativo. Aunque ERC considera positiva la voluntad del PSOE de aprobar lo antes posible dicha moratoria del calendario, este partido apuesta por su derogación y no por una reforma. En este sentido, la consejera ha instado al PSOE a "establecer urgentemente un marco de diálogo para aprobar un nuevo sistema educativo respetuoso con la realidad plurinacional" y que garantice "una verdadera educación de calidad".

La introducción del inglés se mantiene

La consejera ha recordado que la norma fue aprobada de manera "unilateral" por el PP y "contestada" por toda la comunidad educativa, al tiempo que ha subrayado que supone "un grave retroceso en el proceso integrador del sistema", además de "no respetar la pluralidad lingüística" de España e "invadir las competencias del Gobierno catalán". El Departamento de Enseñanza ya ha dado instrucciones para que no se publiquen los nuevos currículos previstos en la LOCE, entre ellos el que ampliaba las horas de enseñanza del castellano, lo que permitirá, según ha destacado Cid, mantener el programa de inmersión lingüística en catalán, que estaba "amenazado".

La suspensión implicará también, de momento, aplazar la puesta en funcionamiento de los nuevos itinerarios para la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), de la reválida o Prueba General de Bachillerato (PGB) y del nuevo sistema de evaluación de los alumnos, que obligaba a repetir curso si se suspendían más de dos asignaturas. Este departamento ha paralizado además los cambios sobre la asignatura de Religión, que continuará siendo voluntaria y de oferta obligatoria para los centros, así como los que afectaban a la elección del director de centro.

En cambio, la Generalitat sí mantendrá algunas novedades que contemplaba la Ley de Calidad para el próximo curso, como la introducción del inglés en el ciclo de educación primaria y el compromiso de incrementar las subvenciones públicas para los niveles P-4 y P-5 porque considera que son "objetivos de calidad". De esta manera, el próximo curso, además de concertarse el nivel de P-3 (tres años), se incrementará hasta un 50% el de P-4 y se llegará al 30% en el de P-5 para que "ninguna familia tenga que hacer frente a un incremento de su gasto previsto".

Los planes del PSOE

El PSOE pretende tras tomar posesión, según publicaba ayer este periódico, aprobar un real decreto que detenga la puesta en marcha de la LOCE, lo que no impedirá que el próximo curso sigan en vigor los cambios de la LOCE ya aplicados. El real decreto se firmará presumiblemente en junio, ya que deberá pasar antes por el Consejo Escolar del Estado y el Consejo de Estado.

Una vez congelada la ley, es previsible que el Gobierno de Zapatero tenga que configurar el nuevo sistema educativo en tan sólo seis meses. Así, el PSOE prevé tener listas las modificaciones el próximo mes de diciembre. Sean los que sean los cambios, la situación legal es compleja: siguen en vigor las tres leyes socialistas que regulan la educación no universitaria (LODE, LOGSE y LOPEG), modificadas las tres parcialmente por el PP con la Ley de Calidad, que a medio aplicar.

Más información