Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA EN MADRID | La investigación policial

La policía detiene a tres indios y dos árabes por su relación con los atentados del 11-M

Dos españoles de origen indio han sido citados para que declaren por su supuesta implicación

La policía ha detenido hoy en el centro de Madrid a tres marroquíes y dos españoles de origen indio para investigar su supuesta participación en los preparativos de la cadena de atentados que causó 200 muertos en Madrid. Además, dos españoles de origen indio han sido citados para tomarles declaración por su posible implicación.

Los tres marroquíes detenidos en Madrid han sido identificados como Jamal Zougam, Mohamed Bekkali y Mohamed Chaoui, ha declarado el ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno marroquí, Nabil Benabdelá, a la agencia oficial marroquí MAP. Jamal Zougam nació en Tánger el 5 de octubre de 1973, Mohamed Bekkali nació el 5 de junio de 1972 en Tetuán y es mecánico y Mohamed Cahoui nació el 26 de junio de 1969 en Tánger y es obrero.

El ministro de Interior, Ángel Acebes, compareció poco después de las ocho de la tarde para explicar que estas cinco personas han sido detenidas por el Cuerpo Nacional de Policía por su presunta implicación en la venta y falsificación de la tarjeta de teléfono móvil y del aparato hallados en la bolsa de deportes que no estalló el pasado jueves.

Acebes explicó además que la operación, dirigida por la Audiencia Nacional, sigue abierta, y se está procediendo a registras varias casas. Además, ha avanzado que los detenidos podrían estar relacionados con grupos extremistas marroquíes.

"No debemos descartar nada", puntualizó Acebes en cualquier caso, al preguntársele sobre la pista de ETA. En su anterior comparecencia, el ministro había reiterado una vez más que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siguen trabajando en las dos hipótesis iniciales tras los atentados (ETA y el terrorismo islámico), aunque quiso insistir en que la prioridad seguía siendo la organización terrorista. Además, Acebes señaló que Interior no disponía de "ningún dato adicional o concluyente" que apunte a Al Qaeda.

En cualquier caso, el ministro no aportó ninguna novedad sobre la investigación policial, que según él avanzaba de manera "seria, rigurosa y profesional". Se ha limitado a decir que se sigue trabajando en las dos vías iniciales de investigación —ETA y el terrorismo islámico— que se abrieron tras los atentados del jueves, aunque la línea prioritaria de investigación sigue siendo la de la organización terrorista.

Ha asegurado no disponer de ningún dato "adicional o concluyente" sobre la autoría del 11-M, y a preguntas de los periodistas ha negado cualquier ocultación de datos y ha manifestado que en todo momento se ha dirigido a los españoles con total "transparencia". "No me cabe duda de que los responsables será detenidos y puestos a disposición de la justicia", ha aseverado.

Zaplana apunta a ETA

Previamente a la intervención de Ángel Acebes, ha comparecido ante los medios desde el Palacio de la Moncloa el ministro portavoz, Eduardo Zaplana, quien, en primer lugar, ha trasladado el "agradecimiento emocionado" del Gobierno a todas las personas que se manifestaron ayer "en España y fuera de nuestras fronteras".

Sobre el desmentido de ayer en nombre de ETA, Zaplana se ha limitado a señalar: "Algunos parece que quieren descartar que pueda ser la banda criminal y asesina de ETA, cuando todo apunta, salvo que se demuestre lo contrario, y hay líneas de investigación en marcha de las que se ha dado cuenta, que no nos debería de causar ninguna sorpresa que fueran los criminales y los asesinos de la banda terrorista ETA". El ministro ha añadido que Interior dará todas las explicaciones sobre la investigación "con total y absoluta transparencia" y ha añadido que tiene plena confianza en la profesionalidad y eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Más información