Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio declarado en una zona industrial deja sin luz a varios barrios de Santander

Los bomberos continúan trabajando en la extinción del fuego, que se declaró anoche en el polígono de Cacicedo de Camargo

Los bomberos de Santander continúan trabajando esta mañana en las labores de extinción del incendio que anoche se declaró en el polígono industrial de Cacicedo de Camargo y que dejó sin suministro eléctrico a algunas zonas de la capital cántabra, según han informado fuentes de ese cuerpo municipal. Se estima que las labores de extinción se prolongarán durante todo el día, dado que parte del material almacenado en las naves aún está ardiendo y, donde no hay llamas, quedan rescoldos.

El incendio, de grandes proporciones aunque no ha causado heridos, comenzó a las 22.00 horas de ayer en una nave de fabricación de marcos, se extendió a una cristalería anexa y a punto estuvo de alcanzar a una tercera empresa. Sobre las 13.00 horas, se encontraban en el lugar tres camiones, dos vehículos ligeros y entre ocho y diez bomberos.

El alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro, se desplazó anoche hasta el polígono Elegarcu de Cacicedo porque, aunque esa zona industrial queda fuera de municipio -pertenece al Ayuntamiento de Camargo-, el siniestro obligó a movilizar a todos los efectivos disponibles en el parque de bomberos de la capital cántabra.

Destruida por otro incendio

Según explicó Piñeiro, el fuego comenzó en la nave de Guazo Calderón, se extendió a Soriano Cristalería y a punto estuvo de alcanzar a Congelados Barandica, que se salvó del fuego porque existe un pasillo que separa sus instalaciones de las otras dos empresas.

Se da la circunstancia de que la nave de Congelados Barandica estaba en reconstrucción tras haber sido prácticamente destruida el pasado 5 de noviembre por otro incendio, que en aquella ocasión se declaró sobre las 6.30 horas de la mañana.

Las llamas provocadas por este incendio alcanzaron grandes dimensiones y llegaron a dañar los conductores de una línea de doble circuito de 12.000 voltios que, partiendo de la Subestación de Cacicedo, forma parte del sistema eléctrico de potencia de la compañía eléctrica Viesgo. Como consecuencia, los dos cables inferiores, de los seis que tiene esta línea, se fundieron, lo que provocó la entrada en funcionamiento de los sistemas automáticos y la desconexión de la línea sobre las 22.00 horas.

Esta interrupción del servicio eléctrico afectó a unos 5.700 clientes de Santander, situados en las zonas de El Alisal, una pequeña parte de Cazoña y Peñacastillo. La duración media de la interrupción fue de unos 40 minutos, según asegura la compañía eléctrica.