Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SUCESIÓN DE AZNAR

Mayor Oreja asegura que no eligirá a su sustituto porque no es el "Aznar vasco"

El líder del PP vasco asegura que el presidente le llamó para entrar en el Gobierno pero que le dejó elegir su futuro

El líder del Grupo Popular vasco y ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, ha realizado unas sorprendentes declaraciones en una entrevista que hoy publica el diario El Mundo. Sobre el recién designado sucesor de José María Aznar como candidato del PP, Mariano Rajoy, Mayor Oreja afirma: "Ha tenido la virtud de no tener los enemigos que otros nos hemos ganado en estos años". Además, señala que él no designará a su sustituto porque no es "el Aznar vasco".

En la entrevista, el ex ministro de Interior confirma su intención de continuar en la política vasca, aunque no aclara si será el candidato popular para las próximas elecciones en la comunidad.

En todo caso, Mayor Oreja subraya que, si finalmente no es el candidato, la elección de su sucesor correría a cargo de la dirección del partido: "No lo designaré yo porque yo no soy el Aznar vasco".

"No le deseo a nadie estar en el hipódromo"

Sobre la dilatada carrera sucesoria, en la que, además de Rajoy han competido el ministro de Economía, Rodrigo Rato, y el propio Mayor oreja, afirma: "No le deseo a nadie estar en el hipódromo". Sin embargo, niega sentirse dolido y reconoce que no tiene "derecho a la decepción" por no haber sido el elegido de Aznar, ya que el presidente "tenía que tomar una decisión y ha optado por la que él creía en conciencia que era la mejor para España y para el PP".

Sobre su permanencia en la política autonómica, Mayor afirma que su salida del País Vasco sería un "desestimiento" y una cesión al llamado Plan Ibarretxe.

Y, en una última perla, el líder del PP vasco asegura a este diario que no entró en la remodelación de Gobierno por decisión propia, ya que Aznar le llamó: "El presidente tuvo la generosidad de oermitirme decidir sobre mi entrada en el Gobierno". En todo caso, señala que nunca ha dicho "no a Aznar", sino que ha dicho "sí" al País Vasco.