Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy acusa al PSOE de proponer reformas estatutarias que generan "incertidumbre"

Aznar y su sucesor arropan a Josep Piqué en su proclamación como candidato a la Generalitat

El nuevo secretario general del PP y candidato a presidente, Mariano Rajoy, ha aprovechado la proclamación oficial del ex ministro Josep Piqué como aspirante a la presidencia de la Generalitat para cargar contra el PSOE y contra el proyecto de reforma estatutaria de Pasqual Maragall.

Durante su intervención, Rajoy se ha mostrado muy crítico con la "carrera" emprendida por el PSOE, un partido "desorientado que no tiene rumbo fijo ni modelo de Estado", para proponer reformas constitucionales y estatutarias que generan "incertidumbre". Lo contrario del PP, que en opinión de Rajoy, es sinónimo de estabilidad.

"Esa propuesta (la de Maragall) no se basa en la construcción de un nuevo consenso como el que dio lugar a la Constitución o el Estatuto, sino que está planteada para imponer un modelo al resto, y eso no es tolerable en ningún caso", ha dicho Rajoy.

En este sentido, ha expresado su preocupación por el hecho de que "por arrancar unos votos a los partidos nacionalistas, los socialistas catalanes hayan entrado en una subasta para ver quién afirma con más fuerza que nuestro ordenamiento jurídico es transitorio". "Como nadie quiere ser menos que nadie, tenemos a un PSOE que está arrojando por la borda muchas cosas en las que siempre creyeron la inmensa mayoría de quienes les dieron su voto", ha aseverado.

Además, Rajoy ha recordado que la Constitución y el Estatuto de Cataluña no son patrimonio de un solo partido o de un grupo de catalanes o españoles, sino que son obra de todos. Al hilo de este razonamiento, ha apostado de nuevo por una política continuista con el proyecto liderado por José María Aznar y se ha comprometido a seguir en esa dirección para mantener a Cataluña en la "primera división europea".

Un "gran líder"

Jose María Aznar ha querido escenificar de nuevo el cambio de liderazgo en su partido y, en un gesto inusual en los 14 años que ha estado al frente del PP, ha reservado a Rajoy el discurso que cerraba el acto de proclamación de Piqué. Antes, ha intervenido para insistir en el "gran líder" que es Mariano Rajoy para el PP, que ha sido elegido pensando en lo mejor para su partido y para España. El jefe del Ejecutivo ha señalado que en los últimos días ha habido en el partido una sensación de que se han hecho bien las cosas ante un momento muy importante en la vida del PP como el del nombramiento del candidato. Para Aznar, eso no es fruto de la casualidad, sino de una actitud y un talante y de que el PP es un partido "serio, cohesionado, sereno y con un proyecto de país por delante".

Una sucesión sin extravagancias

Cuando se dispone de estos ejes, según el presidente, "se hace lo que hay que hacer sencillamente, sin estridencias, sin cosas raras y sin extravagancias". Tras insistir en que el PP es un partido "predecible" y que no traslada sus problemas a la sociedad, ha reiterado su consideración de que el proceso sucesorio se ha desarrollado de acuerdo con las normas internas del partido y pensando en lo que es mejor para esta formación y para España.

Además, al igual que Rajoy, Aznar ha arremetido contra aquellos que "se presentan a las elecciones con recetas para problemas que no existen", en referencia a reformas planteadas por CiU y el PSC. Frente a estas reformas, Aznar ha asegurado que su partido debe de ser como un "faro", que "está siempre en su sitio", de manera que cuando te aproximas a él "estás en lugar seguro" y sabes que "vas a encontrar gente que no te falla".

En similares términos se ha expresado Josep Piqué, que ha pedido al candidato de CiU a la Generalitat, Artur Mas, y al del PSC, Pasqual Maragall, que "no intenten engañar" a los catalanes con sus propuestas de Estatuto, ya que, a su juicio, "plantean reabrir el pacto constitucional".

La "pinza" de PP y CiU

Antes del inicio del acto del PP, la portavoz del PSOE, Carme Chacón, ha pedido a los dirigentes de este partido que "den la cara" y expliquen "esa pinza entre el PP y CiU, cuyo único objetivo es que nada cambie en Cataluña" y que el socialista Pasqual Maragall "no gobierne la Generalitat".

Chacón ha considerado que Aznar y Rajoy deberían aprovechar su presencia en Barcelona para explicar las razones por las que este partido "apoya que gobierne la Generalitat un nacionalista soberanista" como el candidato de CiU, Artur Mas, en vez de que lo haga el líder del PSC, Pasqual Maragall.

Más información