Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE remite al Supremo las actas de la Cámara vasca que no envió Atutxa

Los socialistas quieren que conste la postura de cada grupo enviando en las reuniones en las que se abordó la disolución del sucesor de Batasuna

El PSE-EE va a remitir hoy al Tribunal Supremo y a la Fiscalía General del Estado las actas de las reuniones de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento Vasco en las que se trató la disolución de Sozialista Abertzaleak. Los socialistas quieren que conste la postura que cada grupo adoptó en esas reuniones a través de la información oficial que Atuxa no envió al Alto Tribunal.

Según el PSE-EE, se pretende que el Supremo y la Fiscalí conozcan "y tengan muy claro quiénes hemos exigido siempre que se cumplan las resoluciones y quiénes se han estado oponiendo o buscando excusas para evitar el cumplimiento".

El portavoz socialista, Rodolfo Ares, ha preguntado hoy al presidente del Parlamento Vasco, Juan María Atutxa, si había acompañado el escrito que envió al Tribunal Supremo comunicando la "imposibilidad" de ejecutar el auto que disuelve el grupo abertzale con las actas. Atutxa ha confirmado que no incluyó esta información a pesar de que los socialistas se lo habían pedido expresamente.

Por otra parte, Ares ha considerado "totalmente lógica y proporcionada" la decisión del Tribunal Supremo de pasar a la Fiscalía General del Estado el escrito remitido por Atutxa para iniciar las "acciones penales que correspondan" y tomar medidas para hacer efectiva la disolución del grupo sucesor de Batasuna. Y es que, según ha afirmado, el Alto Tribunal responde así a "un desafío al Estado de Derecho puesto en marcha por Atutxa con el apoyo del tripartito".

Por eso el PSE quiere dejar claro que la situación de "descrédito" del Parlamento vasco es sólo responabilidad de "quien se niega a cumplir las resoluciones judiciales. "Lo que hace el presidente Atutxa es simple y llanamente no querer disolver al grupo heredero de Batasuna que forma parte del entramado terrorista de ETA. Que cada uno asuma sus consecuencias", ha concluido Rodolfo Ares.