Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | FALTAN 15 DÍAS

Aznar atiza la campaña con ataques a los socialistas y nacionalistas “de campanario”

El presidente asegura que el lema del PSOE "otra forma de gobernar" consiste en crear desempleo

El presidente del Gobierno, José María Aznar, ha centrado hoy la campaña en atacar al rival político. Si esta mañana, en Almería, cargaba contra el PSOE, al que ha espetado que su "nueva forma de ser y de gobernar consiste en crear 3.000 parados al día", esta noche, en el estadio de Mestalla, en Valencia, ha defendido la estabilidad constitucional y ha cargado contra el "nacionalismo de campanario" que propone reformas que ponen en riesgo la cohesión de España.

Ante más de 30.000 personas que, sin embargo, no han llenado por completo el estadio ché -sí lo hicieron en el mitin del 96-, Aznar se ha dado un nuevo baño de multitudes, tras ser aclamado por 7.500 personas en Almería. Los simpatizantes valencianos han escuchado al presidente referirse a los temas más candentes del ámbito nacional, en vez de centrarse en la política regional o municipal. Así, ha destacado que el PP ha sabido conservar la estabilidad constitucional frente a quienes "juegan" a reformas de la Constitución y de los Estatutos de autonomía, entre los que citó a la "coalición Llamazares-Zapatero". Para el presidente, de esas reformas "no saldrá nada bueno".

Además, ha aprovechado el mítin en Mestalla para anunciar la aprobación de una nueva ley de familias numerosas y para defender el Plan Hidrológico Nacional. También ha aprovechado Aznar para elogiar el trabajo de representantes PP de Valencia, como la alcaldesa Rita Barberá, Eduardo Zaplana y Francisco Camps (candidato a la comunidad), presentes en el acto.

La nueva forma de gobernar

Por la mañana, en la plaza de toros de Almería, los ataques del presidente se han centrado en el PSOE, cuyo lema, Otra forma de ser, otra forma de gobernar, ha echado por tierra. A su juicio, los ciudadanos saben que los socialistas representan "otra forma de ser honrado, que conocemos muy bien" y que implica que en lugar de lograr 1.000 empleos diarios" como el Gobierno del PP, se crean "3.000 parados al día", como ocurrió en la etapa del Ejecutivo socialista. También ha arremetido contra la "coalición Llamazares-Zapatero" diciendo que está enrollada a una pancarta e "insulta mucho, pero de aquí - señalando a su cabeza-, poco".

El terrorismo y la detención ayer de varios activistas de ETA ha sido otro de los temas abordados por Aznar en los dos mítines de hoy. Por la mañana, ha asegurado que los terroristas "irán cayendo uno tras otro y no van a encontrar ningún sitio de Europa ni de América que les cobije". En Valencia, se ha felicitado de que "los terroristas disfrazados" no podrán presentarse ya a los comicios del 25 de mayo porque España no está dispuesta a que en su democracia se meta "mercancía terrorista".

Los simpatizantes almerienses han interrumpido al líder del PP con gritos de "torero, torero" y "olé tus pantalones", a lo que ha respondido que "los tengo bien puestos, gracias, e intentan acabar con ellos, pero no pueden". Tirando del hilo, ha recordado que hace unas semanas dijo que la oposición estaba "en pelota", una afirmación que sigue sosteniendo. El presidente ha destacado los cambios de España en los últimos años y, entre ellos, ha citado el haberse convertido en un país de inmigrantes, lo que significa ser "un país en el que hay prosperidad". En este tema, asegura que su partido pretende es ordenar la entrada de inmigrantes y aplicar las mismas medidas judiciales que contra los delincuentes españoles a quienes llegan a España para delinquir.