Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA VISITA DEL PAPA

El Papa hace un llamamiento a la paz en el mundo y a la unidad en España

20.000 personas integran el dispositivo de seguridad en torno a la visita de Juan Pablo II

Hasta una decena de veces ha pronunciado el Papa Juan Pablo II la palabra "paz" en el discurso que ha dado tras su llegada este mediodía al aeropuerto de Barajas en Madrid. El Pontífice, sonriente y visiblemente mejorado, también se ha referido a la "convivenica en unidad" de los españoles y ha tenido humor para contestar los gritos de "Juan Pablo II te quiere todo el mundo" que le han dedicado cientos de personas congregadas en la pista de aterrizaje. "Eso en España es verdad", ha dicho.

"Imploro del señor para España y para el mundo una paz que sea fecunda, estable y duradera, así como una convivencia en la unidad, dentro de la maravillosa y variada diversidad de sus pueblos y ciudades", ha afirmado el Papa en su discurso. Juan Pablo se ha referido también a Europa con las mismas palabras que uso en su última visita a Santiago de Compostela: "Europa, vuelve a encontrarte, se tu misma, aviva tus raíces".

El vuelo Alitalia A321 en el que el Pontífice ha llegado de Roma ha aterrizado en Barajas hacia las 12.10 del mediodía. El Papa no ha podido bajar la escalerilla del avión y ha descendido del aparato en un elevador. En la pista le esperaban los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía y el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Unos metros más allá le esperaban el presidente del Gobierno, José María Aznar, el Nuncio de España, Manuel Monteiro, y hasta dos mil personas entre miembros del Gobierno, autoridades locales, la Conferencia Episcopal Española, Congregaciones religiosas y movimientos eclesiales.

Tras la interpretación de los himnos nacionales de España y del Vaticano, el Rey ha dado la bienvenida al Papa -"infatigable luchador de las causas mas nobles y sembrador ejemplar del mensaje universal de concordia y paz"- en nombre de un país "moderno, dinámico, fiel a sus tradiciones y esperanzado en el futuro". En su discurso, Don Juan Carlos ha agradecido al Pontífice sus reiteradas condenas al "terrorismo intrínsicamente perverso" y ha destacado el "clima de tolerancia y convivencia" que ha permitido el crecimiento de España.

Además de las autoridades, varios miles de personas se han reunido en la pista para dar la bienvenida al Papa. El variopinto comité de recepción ha includido ochenta tunos, una decena de mujeres polacas vestidas con su traje nacional y un grupo de niños disfrazados de guardias suizos. Los congregados han amenizado la ceremonia con gritos de "Juan Pablo I I te quiere todo el mundo" y "Juan Pablo, campeón, te queremos mogollón".

Encuentro con Aznar en la Nunciatura

Después de una pequeña ceremonia de bienvenida en Barajas, el Papa se ha trasladado a la Nunciatura, donde se ha reunido con el presidente del Gobierno pasadas las 17.30 horas. Tras esta audiencia, hacia las 18.30, Juan Pablo II se ha trasladado rumbo al aeródromo de Cuatro Vientos para el esperado encuentro con más de medio millón de jóvenes que, desde esta mañana, le esperan en la explanada habilitada para el acto. Poco después de las ocho de la noche, el Papa regresará a la Nunciatura, situada en la avenida de Pío XII.

Antes de llegar a la Nunciatura, Wojtyla se ha paseado a bordo del papamóvil por varias calles de Madrid, en cuyas aceras miles de fieles enarbolaban banderas españolas y del Vaticano y lanzaban vivas a Juan Pablo II y a la Iglesia Católica.

La llegada del Pontífice ha provocado durante más de una hora el corte de la N-II lo que ha causado importantes retenciones. De cara al encuentro con los jóvenes de esta tarde la policía ha cortado ya el cambio de sentido ubicado en el kilómetro nueve de la N-V (Carretera de Extremadura), a la altura de Cuatro Vientos en sentido Madrid, y en la M-40, en el kilómetro 31 (Barrio de La Fortuna de Leganés) también está cortado el acceso para los turismos a Cuatro Vientos, no así para los autobuses. Esta tarde también se producirán cortes en la N-V y en la M-607 en la carretera de Colmenar Viejo.

Dispositivo de seguridad

Cerca de 20.000 personas, entre voluntarios, policías y sanitarios, estarán pendientes de esta visita. El mayor dispositivo lo forman más de 10.000 voluntarios que, vestidos con un chaleco identificativo azul, se encargarán de solventar los problemas que se den durante el encuentro con jóvenes, y en la canonización de mañana en la plaza de Colón. Además, 5.000 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y otros 3.200 de la Policía Municipal de Madrid se encargarán de la seguridad y de regular el tráfico.

El Samur-Protección Civil ha previsto el mayor dispositivo sanitario de su historia para la visita del Papa. Esta tarde, unos 250 sanitarios y 70 ambulancias atenderán las incidencias. "Se trata de gente joven y es previsible que no haya muchos problemas", ha señalado el encargado del dispositivo médico, Juan Carlos Gómez. El Samur montará mañana ocho hospitales de campaña y desplazará a 638 sanitarios en 120 vehículos en torno a la plaza de Colón. Las patologías más habituales que les tocará atender serán "desmayos, lipotimias y deshidrataciones". Más de 280 bomberos estarán de guardia en los distintos parques de la capital.

Más información