Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en La Rioja un presunto terrorista argelino que hacía proselitismo de la 'yihad'

Sobre Abdelkrim Hammad, 'Aldelnassa', pesaba una orden internacional de detención por homicidio y pertenencia a un grupo terrorista

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) detuvieron ayer por la tarde en Tudelilla (La Rioja) al presunto terrorista argelino Abdelkrim Hammad, alias Aldelnassa, acusado de homicidio en su país y que al parecer llevaba a cabo labores de propaganda y proselitismo de la yihad (guerra santa) en España, según ha informado esta mañana el CNP. Interior considera "muy importante" esta detención, ya que le considera un "terrorista muy peligroso", "experto en explosivos" y miembro de una red de apoyo a Al Qaeda. Sobre Aldelnassa pesaba una orden de busca y captura internacional por homicidio, cometido en su país, y pertenencia a un grupo terrorista.

La juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios ha ordenado el ingreso en prisión de Abdelnasser, según han informado fuentes jurídicas, que han asegurado que el detenido se negó a ser extraditado alegando que de ser entregado a Argelia sufrirá maltratos y torturas.

Según la policía, Abdelkrim Hammad es un individuo "muy peligroso" que recibió entrenamiento en los campos terroristas que el millonario saudí Osama Bin Laden controlaba en Afganistán. Allí se especializó en la confección y manejo de explosivos y participó en la yihad. También actuó como muyaidín (soldado) en su país, Bosnia y Kosovo. La policía ha encontrado en su domicilio armas y vídeos relacionados con actividades terroristas.

La policía conoció por primera vez la presencia de Hammad en España a finales de 2001 procedente de Francia, de donde tuvo que huir. Al parecer, antes de establecerse en Tudelilla, pasó por la zona de Levante y Zaragoza. Como alguno de los restantes detenidos en España por su relación con el terrorismo islámico, a pesar de no tener trabajo ni ingresos conocidos posee una casa de campo en Tudelilla de unos 500 metros cuadrados, con tres plantas y un terreno, así como un turismo.

El 'trabajo' de Hammad

La labor de Hammad en España consistía presuntamente en hacer propaganda y proselitismo de la guerra santa a través de una interpretación extremista de la ley islámica. Para ello, se desplazaba a numerosas localidades españolas, donde impartía charlas en centros religiosos musulmanes.

De igual modo, promovía escuelas islámicas de inspiración radical y organizaba en cuentros enfocados a reclutar "en un futuro próximo" jóvenes para el terrorismo islámico, según las mismas fuentes. Hammad llevaba a cabo esta actividad en Europa desde mediados de la década de los 90. En los diferentes países donde residió no sólo adoctrinó a los jóvenes musulmanes sino que también los entrenó. Asimismo, perteneció a una red de apoyo logístico a activístistas islámicos, próxima al grupo terrorista argelino GIA.