Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA HUELGA DEL 20-J

Aznar reitera que la reforma evitará que "los que no buscan trabajo" cobren el paro

Zapatero dice que la reforma "es arrogante y rompe la paz social".-Los sindicatos plantan a la Junta andaluza en la reunión sobre servicios mínimos

Berlín / Sevilla / Castellón

José María Aznar ha vuelto a defender hoy la reforma del sistema de protección por desempleo prevista por el Ejecutivo y que ha provocado la convocatoria de huelga general el próximo 20 de junio, vísperas de la cumbre que cierra la presidencia española de la UE.

Aznar ha insistido en la necesidad de la reforma para "dar mayor cobertura a los verdaderamente desprotegidos" y "facilitar "mayores oportunidades e incentivos a todos los trabajadores a la hora de buscar o aceptar un empleo". Aznar ha añadido que el régimen de desempleo no debe beneficiar "pasivamente" a quien "no lo necesita, a quien no muestra el deseo o el movimiento necesario para encontrar un puesto de trabajo".

Al respecto, el jefe del Ejecutivo español ha recalcado que el sistema de protección del desempleo y el Estado del bienestar están concebidos "para ayudar al que lo necesita y ofrecer oportunidades al que las busca", así como para facilitar incentivos "al que quiere y desea trabajar". "O hay reformas importantes en el marco del empleo, o no habrá empleo", ha reiterado Aznar, quien, tras asegurar que la única opción es por lo tanto "reformas o desempleo", ha reafirmado su apuesta por la vía de las reformas, consciente de que este camino "es siempre difícil".

El presidente español ha realizado estas declaraciones en el transcurso del acto inaugural de la Asamblea de la BDI donde también ha participado el canciller alemán, Gerhard Schroeder.

Reforma "arrogante" y "que rompe la paz social"

Muy distinta ha sido la lectura hecha por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha manifestado en Castellón que "nadie que quiera que España sea un Estado del bienestar puede compartir la reforma del desempleo", que a su juicio "se ha hecho mal, de forma arrogante y rompe con la paz social de los últimos años".

Zapatero ha considerado que "el Gobierno debería hacer un esfuerzo para que se recuperara el diálogo y la tranquilidad social", por lo que ha pedido a Aznar, que "rectifique y que no quiera ir a ganar el partido, ya que los españoles agradecerían un empate que consiste en el diálogo y el encuentro".

El dirigente socialista ha asegurado que el paro "no es un problema de clases sino de políticas, porque se quiere un país que opte por el empleo estable, la educación y la formación y no por salarios bajos, precariedad e inseguridad para los que trabajan".

Plante de los sindicatos

La fijación de los servicios mínimos para el 20-J es el último capítulo del enfrentamiento entre sindicatos y Gobierno. CC OO y UGT han abandonado esta mañana la reunión que mantenían con la Junta de Andalucía para fijar los servicios mínimos en la comunidad. Los sindicatos alegan que la administración no presentó propuesta por escrito, según han informado al término de la reunión, que apenas se ha prolongado durante unos minutos.

El plante llega en plena polémica sobre los servicios mínimos de cara al paro de la próxima semana. Ayer el Gobierno rectificó unas declaraciones del ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, y anunció que no se planteaba reformar la Ley de Huelga para regularlos.

El secretario de Organización de CC OO-A, Francisco Carbonero, ha explicado que los sindicatos han optado por no quedarse en un encuentro al que la Junta de Andalucía no ha llevado ninguna propuesta, por lo que ha considerado que empezar una negociación sin una postura firme de la administración autonómica "es inoperante e ineficaz".