Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Ibarretxe, abucheado a la salida del funeral por Manuel Giménez Abad

El 'lehendakari' tiene que salir escoltado entre gritos de "fuera" y "asesino"

Ibarretxe acudió al funeral de Giménez Abad -asesinado ayer en atentado terrorista-, junto con el portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, el secretario general de Eusko Alkartasuna, Gorka Knörr, y otros representantes de su Ejecutivo.

A la llegada al templo, el lehendakari fue recibido con gritos de "fuera" por parte de un sector de los ciudadanos que se habían congregado en los alrededores de la Catedral, mientras que estos recibían con aplausos a los dirigentes del PP y del PSOE, entre ellos el presidente del Gobierno, José María Aznar, y el secretario general socialista, José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, los gritos contra el lehendakari se hicieron mucho más notorios a la salida de la Iglesia, que Ibarretxe abandonó escoltado cuando ya habían salido del Templo la mayoría de los asistentes al funeral.

Ibarretxe recorrió los trescientos metros que separan la Catedral del Paseo de la Constitución, donde se encontraban aparcados los coches oficiales, en medio de un cordón policial.

Unos cien metros detrás salió el candidato del PP a lehendakari, Jaime Mayor Oreja, quien, por el contrario, escuchó gritos de "valiente" y fue recibiendo el aplauso de los vecinos que se congregaron en el recorrido.

También a la salida de la Catedral, se reiteraron los aplausos a Aznar, Rodríguez Zapatero y otros dirigentes del PP y del PSOE.

Durante el acto religioso, el Obispo de Jaca, José María Conget, encargado de oficiar el funeral, lamentó que ETA quiera "teñir de sangre, dolor y odio la historia de Aragón". El obispo se refirió al atentado que este verano acabó con la vida de dos guardias civiles en la población oscense de Sallent de Gállego, diciendo que dos veces recientemente "hemos sido testigos de que esta tierra de Aragón, este rincón de paz que es la montaña, el Pirineo, se ha sentido convulsionada por la sinrazón de la muerte violenta".

Conget recordó el origen oscense de Giménez Abad y su amor por su tierra, a la vez que destacó que "era un hombre de bien, de paz, de palabra que construye". Además, se refirió a los terroristas de ETA, a los que ha denominado "Caín, porque tienen las manos cubiertas por la sangre de un hermano".

Capilla ardiente

La capilla ardiente del presidente del Partido Popular en Aragón, Manuel Giménez Abad, quedó abierta a las 9.30 de esta mañana en el palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón. Miles de personas se han acercado para despedir a la última víctima de ETA.

El cadáver de Manuel Giménez Abad fue trasladado desde el lugar del asesinato, en la confluencia de las calles Princesa y Cortes de Aragón, al Instituto Anatómico Forense, desde donde partió hacia la sede de las Cortes de Aragón. El féretro entró en el palacio de la Alfajería a hombros de varios diputados populares, entre ellos, el portavoz del grupo popular en las Cortes de Aragón, Gustavo Alcalde.

Por la noche, han acompañado en el velatorio a la familia de Giménez Abad varios compañeros de partido y amigos de la víctima.

Esperando la llegada del féretro del presidente del PP autonómico han estado la presidenta del Congreso de los Diputados, Luisa Fernanda Rudi; la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, y el presidente de las Cortes de Aragón, José María Mur.

También han acudido el secretario general del PP, Javier Arenas; el presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, y el anterior presidente del PP-Aragón, Santiago Lanzuela, ahora diputado nacional.

Además, ha habido miembros de todas las formaciones políticas con representación en la Comunidad aragonesa -PP, PSOE, PAR, CHA e IU- como el delegado del Gobierno de Aragón, Eduardo Ameijide, el alcalde de Zaragoza, José Atarés; y el ex ministro del Interior y concejal del Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.

Está previsto que el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero acuda a Zaragoza para participar en la manifestación de repulsa convocada a las 21.00 horas.

La Corporación jaquesa, reunida en pleno en la noche de ayer, ha acordado decretar tres días de luto oficial y la suspensión de los actos públicos previstos.

Manuel Giménez Abad nació en Jaca en 1948 y formaba parte de una familia muy conocida en la ciudad y en el Ayuntamiento, del que su hermano Luis es secretario.