El año universitario se inaugura con un llamamiento a la internacionalización

Los rectores aprovechan el acto en la UNED para reclamar financiación y el ministerio anuncia proyectos piloto de cursos cortos de reciclaje en los campus

El rey Felipe acompañado por la Isabel Díaz Ayuso, el ministro de Universidades, Joan Subirats y una gran representación de los rectores en la UNED.
El rey Felipe acompañado por la Isabel Díaz Ayuso, el ministro de Universidades, Joan Subirats y una gran representación de los rectores en la UNED.Chema Moya (EFE)

Tras dos años y medio de pandemia, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ha acogido este lunes el primer gran acto de educación superior sin mascarillas ni geles hidroalcohólicos: la inauguración oficial del curso académico con presencia del rey Felipe VI, el ministro Joan Subirats, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y una amplísima representación de los 90 rectores (50 de campus públicos y 40 de privados), ataviados estos últimos con toga y birrete. El pasado agosto la UNED ha cumplido 50 años y su rector, Ricardo Mairal Usón, se enorgulleció de la labor de la institución todas estas décadas: “Sin caer en la exageración, la UNED es el mejor ejemplo de la democratización de la Educación Superior pues, en una sociedad verdaderamente democrática y de progreso, la universidad ha de guiarse por un principio irrenunciable: la igualdad de oportunidades, la inclusión y la equidad”.

El Rey ha remarcado que “hoy más que nunca, la internacionalización de la universidad española es imprescindible”. Por ello, ha insistido, “debe propiciarse que nuestros centros establezcan vínculos más allá de sus límites tradicionales, favoreciendo intercambios y recibiendo nuevos alumnos y profesores de todo el mundo”. Ya 31 universidades españolas forman parte de los consorcios de campus que van a compartir alumnado y profesorado. España es, tras Francia y Alemania, el país con más centros en las alianzas de la UE. Subirats y los rectores también han subrayado la necesidad de abrirse a otros países, una de las grandes asignaturas pendientes de España. El curso pasado los extranjeros apenas fueron un 6% en grado y 21,3% en máster en el curso 2020-2021.

Los rectores, por boca de su presidente, Juan Romo, no han querido desaprovechar la ocasión para reclamar “reformas urgentes”, encaminadas a mejorar la estabilidad del profesorado para tratar de atraer y retener talento y combatir el envejecimiento de las plantillas. Y eso, ha recordado Romo, debe de ir acompañado de un incremento de la financiación para la aplicación de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU). El presidente de la conferencia de rectores (CRUE), sin embargo, no ha querido ahondar más en su petición y no ha marcado una cifra de inversión extra, a diferencia de la semana pasada en el Congreso ―foro al que acudió para hablar de la LOSU―, cuando estimó que harían falta un incremento de 2.500 millones de euros.

El ministro Subirats no ha empleado apenas tiempo a hablar de su proyecto de ley, que prosigue su andadura tras tumbarse tres enmiendas a la totalidad la semana pasada. El político ha incidido, sin embargo, en la necesidad de formarse toda la vida en un mundo que cambia a la velocidad de vértigo. Por eso su departamento trabaja en proyectos piloto de microcredenciales, cursos cortos en los que se aprende algo muy preciso ―un reciclaje exprés― y se obtiene un título de cualificación. “Pecamos de una cierta rigidez en la oferta”, ha reconocido el ministro. A su lado se ha sentado Isabel Díaz Ayuso, que durante su intervención se ha enorgullecido de la “histórica bajada de tasas” en Madrid. Obviando que su Gobierno regional votó en contra de hacerlo ―el único de toda España― y que recurrió la medida ―auspiciada desde el ministerio― al Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS