Vivir en las casas de Karl Lagerfeld en Marbella ya tiene precio: 15 millones de euros

La fachada de las villas está hecha de piezas de cerámica reflectante acabada con polvo de oro blanco

Maqueta de una de las viviendas diseñadas por Karl Lagerfeld en Marbella.
Maqueta de una de las viviendas diseñadas por Karl Lagerfeld en Marbella.

Las cinco villas han despertado tanto interés internacional que ya se ha vendido una de estas joyas arquitectónicas, antes incluso de colocar la primera piedra. Se trata del primer residencial que llevará la firma de Karl Lagerfeld en el mundo y que estará en España, concretamente en el corazón de la milla de oro de Marbella. Las obras de este desarrollo, con una inversión total de 51 millones de euros, acaban de iniciarse y la entrega de llaves está prevista para 2024. La encargada de dar vida a las primeras viviendas con sello Lagerfeld es la promotora española Sierra Blanca Estates, una empresa familiar de la Costa del Sol con experiencia en proyectos con grandes marcas de lujo. Lo hace junto al estudio de arquitectura internacional The One Atelier.

En las cinco casas —todas distintas— se plasma al milímetro la visión icónica y la estética del diseñador alemán, fallecido en 2019 y amante de la arquitectura, la fotografía y el diseño de interiores, y entre cuyos últimos proyectos está el diseño de un hotel en Macao. “Estas villas son una traducción de lo que él hubiera imaginado, su legado está en cada detalle, en una arquitectura sostenible y responsable”, señala Pier Paolo Righi, consejero delegado mundial de Karl Lagerfeld, que recientemente viajaba hasta Marbella para presentar el proyecto.

El precio de venta de la primera villa a un empresario holandés ha rondado los 15 millones de euros, aunque en la promotora reconocen que las próximas casas se cerrarán a un precio superior, que incluso podría llegar a los 25 millones. “La madurez del proyecto le aportará cada vez más valor”, dice Carlos Rodríguez, consejero delegado de Sierra Blanca Estates, que invitó a varios medios de comunicación, entre ellos EL PAÍS, a la presentación del proyecto. “El precio no es un factor para el comprador de estas villas, sino vivir experiencias que nunca ha vivido. Estamos viendo clientes con mayor poder adquisitivo o buscando propiedades más caras que nunca en Marbella”, añade.

Las cinco viviendas, con jardín privado y piscina, se levantan sobre una parcela de más de 9.000 metros cuadrados que alternará estanques y caminos peatonales. El diseño sorprende con una fachada hecha de piezas de cerámica reflectante acabada con polvo de oro blanco que, según Righi, evoca los diseños de Lagerfeld. Tienen una superficie de entre 1.045 y 1.305 metros construidos, se distribuyen en cuatro plantas comunicadas por ascensor y cuentan con cinco o seis dormitorios, así como chimenea, salón a doble altura, cine, aparcamiento “para exhibir el coche”, solárium, spa… Los grandes ventanales de suelo a techo que luce la planta baja permiten que el interior sea una continuación del exterior.

Los promotores aseguran que el uso de materiales biodegradables y reciclables, así como la sostenibilidad, han sido una prioridad. La cubierta vegetal y las placas fotovoltaicas reducen las necesidades energéticas. Los interiores cuentan con algunos elementos icónicos de Lagerfeld, como la librería en la que colocaba los libros en horizontal, los ángulos o la alternancia de colores entre blanco y negro.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS