_
_
_
_

Terraform pagará 4.500 millones de dólares por el fraude con las criptomonedas Luna y TerraUST

Los inversores sufrieron pérdidas de unos 40.000 millones de dólares, según el supervisor bursátil estadounidense

Do Kwon, cofundador de Terraform Labs, en las oficinas de la compañía en Seúl (Corea del Sur) en 2022.
Do Kwon, cofundador de Terraform Labs, en las oficinas de la compañía en Seúl (Corea del Sur) en 2022.Woohae Cho (Bloomberg)
Miguel Jiménez

Terraform Labs ha llegado a un acuerdo con la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC) para pagar 4.474 millones de dólares (unos 4.140 millones de euros) para resolver una demanda sobre el colapso de la empresa en 2022. El acuerdo se produce después de que un jurado declarara en abril a Terraform y a su cofundador Do Kwon responsables de fraude en un caso civil. Kwon aún se enfrenta a una causa penal por el mismo caso, que provocó pérdidas de 40.000 millones de dólares a inversores, principalmente en la stablecoin TerraUSD, y sacudió el mundo de los criptoactivos, envuelto en otros escándalos como la caída de FTX o la condena al fundador de Binance.

Terraform pagará unos 3.587 millones de dólares en concepto de restitución, más 467 millones de dólares en intereses y una multa de 420 millones de dólares, según consta en un documento registrado por la SEC ante el tribunal. Por su parte, Kwon pagará 204,3 millones de dólares, incluidos 110 millones de dólares en concepto de restitución, 14 millones en intereses y una multa de 80 millones de dólares. Kwon también deberá transferir al menos 204,3 millones de dólares a la masa concursal de la firma para su distribución entre los inversores. El acuerdo prohíbe al cofundador de Terraform volver a tener actividades en el mundo de las criptomonedas y ejercer como ejecutivo o consejero de una empresa cotizada.

Un jurado declaró a Kwon y Terraform responsables de orquestar de forma intencionada y temeraria uno de los mayores fraudes de la historia de Estados Unidos. El supervisor señala que el acuerdo alcanzado, para el que pide la aprobación del juez, aborda la magnitud de este fraude mediante la imposición de importantes medidas correctivas, punitivas y disuasorias, incluidas esas cantidades multimillonarias. El acuerdo prevé una recuperación significativa y rápida para los inversores víctimas que perdieron colectivamente miles de millones de dólares con la bancarrota de Terraform

“Si se aprueba, la sentencia propuesta enviará un mensaje disuasorio inequívoco no solo a aquellos que se involucran en una mala conducta descarada, sino también a todos aquellos que buscan evadir los requisitos de las leyes federales de valores mediante la elaboración de nuevas normas de comportamiento para los criptoactivos que caen bajo el ámbito de las leyes federales de valores”, indica la SEC en su escrito.

Antes de que se alcanzara el acuerdo, la SEC había solicitado al juez que impusiera una multa de 5.300 millones de dólares, mientras que Terraform alegaba que no debía pagar porque la mayoría de sus stablecoins se vendieron en el extranjero. Finalmente, ha aceptado el pacto que debe ser ratificado por el juez.

Un fraude gigantesco

El gigantesco fraude empezó cuando Terraform acuñó sus propios tokens de criptoactivos, incluyendo Luna y TerraUSD. Los demandados vendieron esos criptoactivos como valores, prometiendo a los inversores grandes beneficios. Los demandados no registraron ninguna de estas ofertas o colocaciones ante la SEC, que considera que no existía ninguna exención de registro. Para hacer que sus criptoactivos parecieran más exitosos y engañar a los inversores, los demandados se involucraron en dos esquemas fraudulentos masivos y de larga duración en relación con varias de las criptomonedas.

Terraform copió datos de transacciones en la blockchain de Terra para que pareciese que una popular aplicación de pago coreana llamada Chai estaba utilizando la cadena de bloques de Terra para procesar pagos, aunque esas transacciones fueron realmente procesadas a través de medios de pago tradicionales. A continuación, los demandados hicieron docenas de declaraciones falsas y engañosas a los inversores promocionando este supuesto uso en el mundo real de Terra. “Los inversores compraron, creyendo que los demandados habían logrado, como dijo un inversor en el juicio, el ‘santo grial’ de la tecnología blockchain al demostrar un uso real para los criptoactivos”, sostiene la SEC.

Además, la empresa y sus directivos engañaron a los inversores sobre la estabilidad de TerraUST, a la que llamaron el eje del ecosistema Terra, una criptomoneda supuestamente ligada al dólar. Cuando UST se desacopló y cayó por debajo de su precio de referencia de un dólar en mayo de 2021, los demandados arreglaron en secreto que una firma de negociación de alta frecuencia llamada Jump Trading, LLC interviniera para apoyar el precio de UST.

A continuación, los demandados inundaron al público con declaraciones falsas y engañosas, sugiriendo que el precio de UST se había autocorregido debido al algoritmo de Terraform. “Estas mentiras y engaños indujeron a los inversores a invertir decenas de miles de millones de dólares en Luna y UST. En mayo de 2022, UST volvió a desvincularse del dólar estadounidense, y esta vez su valor se desplomó a casi 0 dólares, y el precio de Luna (que antes cotizaba a un máximo de 119 dólares) también se desplomó a casi 0 dólares. En total, se perdieron más de 40.000 millones de dólares en valor”, asegura el supervisor.

Numerosos inversores institucionales sufrieron pérdidas de millones de dólares y muchos inversores minoristas perdieron los ahorros de toda su vida. Los demandados, por otra parte, retuvieron cientos de millones de dólares del ecosistema Terra que todavía controlan, incluso en cuentas nominalmente mantenidas por una entidad alter ego de Terraform que los demandados crearon y controlan llamada Luna Foundation Guard, según el supervisor.

Kwon, que posee el 92% de Terraform, fue detenido en Montenegro en 2023 y condenado allí por intentar viajar utilizando un pasaporte falso. Desde entonces, el magnate de las criptomonedas caído en desgracia se ha visto atrapado en un tira y afloja burocrático en Montenegro mientras las autoridades se pelean sobre si debe ser extraditado a Estados Unidos o a Corea del Sur.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_