_
_
_
_

El auge de las inmobiliarias en los alquileres: pisos más caros e inquilinos más insatisfechos

Un estudio concluye que el papel de los agentes del sector crece en Barcelona y Madrid, donde los arrendatarios explican que pagan más honorarios, sufren mayores incrementos de precios y tienen “más problemas” con sus caseros

alquiler precio gobierno
Jóvenes ante anuncios de una inmobiliaria de Madrid.JUAN BARBOSA
Clara Blanchar

El papel de los intermediarios en el sector de la vivienda de alquiler crece en Barcelona y Madrid, pero la profesionalización no va acompañada de un mejor servicio a los inquilinos. Al contrario, con su presencia aumentan los honorarios que cobran las inmobiliarias (aunque la Ley de Vivienda impide teóricamente cobrarlos), se producen más subidas de precio por encima de la inflación o aparecen más problemas con los propietarios y falta de transparencia. Lo afirma un estudio del Instituto de Investigación Urbana de Barcelona (IDRA, en sus siglas en catalán) presentado este miércoles en la capital catalana. El trabajo, realizado en colaboración con las universidades Autónoma de Madrid, Buenos Aires, Leipzig y Leeds lleva por título Impacto de las inmobiliarias en el mercado del alquiler y ha sido realizado a partir de una encuesta a más de mil inquilinos de Barcelona y casi 1.200 de Madrid.

De entrada, el trabajo constata que las inmobiliarias gestionan una parte cada vez mayor del mercado del alquiler, ha señalado el investigador y coautor Jaime Palomera. El trabajo engloba dentro de esa categoría de inmobiliarias a Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), Administradores de Fincas, empresas patrimonialistas o gestoras de carteras de vivienda en alquiler, ha concretado Palomera, quien fue fundador y portavoz del Sindicato de Inquilinas en Barcelona.

Pero hay diferencias en la penetración de los intermediadores entre ambas ciudades. En Barcelona intervienen en tres de cada cuatro alquileres y su presencia aumenta: los intermediarios actuaban en el 70% de los contratos firmados hace cinco años y en el 75% de los cerrados en 2023. En Madrid, la presencia es menor pero crece más rápido: han pasado de gestionar el 26% de los contratos hace cinco años al 41,7% en tiempos más recientes.

Con estos datos de salida, el estudio asegura que “la profesionalización del mercado del alquiler ha empeorado las relaciones entre propietarios e inquilinos: cuanto mayor es la presencia de intermediarios y menor el trato directo entre las partes, peor es la experiencia del inquilino”. La mayoría de los arrendatarios encuestados que tienen trato directo con sus caseros no están satisfechos (55% en Barcelona y 51% en Madrid), pero esa insatisfacción escala casi al 67% y al 63%, respectivamente, en el caso de los que tratan con una inmobiliaria. También declaran los inquilinos tener “más problemas” con su propietario si tienen un intermediario que si tratan directamente con el propietario (52,8% frente a un 32% en Madrid; y 42,8% contra un 21,3% en Barcelona). Y sufren más subidas de alquiler si hay inmobiliaria que si no la hay (57% frente al 41,5% en la capital; y 68,8% frente al 45,7% en la ciudad catalana).

“Contra lo que se suele decir, la profesionalización del mercado no ha mejorado las relaciones, sino que las ha empeorado”, ha concluido Palomera. El informe acaba con un compendio de recomendaciones para la Administración: que se fomente la transparencia en el mercado de la intermediación, que “se eliminen los incentivos perversos y los conflictos de intereses”, incrementar los sistemas de inspección y sanción, o más campañas de sensibilización e información. Las recomendaciones no citan la posibilidad de pedir la colegiación obligatoria para los intermediarios: “No garantiza que se vele por el interés general”, ha considerado Palomera.

El informe también sostiene que las empresas y grandes tenedores son “la punta de lanza de la profesionalización del mercado del alquiler”. Los propietarios con más de 10 viviendas suelen delegar la gestión del alquiler en un intermediario. En Barcelona, el 62,5% de los inquilinos de un propietario que tiene al menos 10 casas solo tratan con la inmobiliaria; frente a un porcentaje mucho menor entre los que tienen como casero a un pequeño propietario.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_