_
_
_
_
_

Nadia Calviño: “Debemos reforzar a la industria europea de defensa y nuestra capacidad disuasoria”

La nueva presidenta del BEI pretende que la institución que dirige refuerce los objetivos políticos de la UE sin poner en riesgo la excepcional calificación estratégica del banco

Nadia Calviño
Nadia Calviño, presidenta del Banco Europeo de Inversiones, el viernes, durante la entrevista en Gante, Bélgica.Delmi Álvarez

Nadia Calviño (A Coruña, 55 años) todavía no ha completado su segundo mes en la presidencia del Banco Europeo de Inversiones (BEI), pero ya demuestra haberse estudiado y conocer las prioridades de la institución que ahora dirige, el mayor banco multilateral del mundo por volumen de activos, con más de 500.000 millones. La exvicepresidenta del Gobierno llega al brazo financiero de la UE, un prestamista muy especializado en la financiación de infraestructuras al que ahora los ministros de los Estados miembros y los dirigentes de la Unión le ponen como deberes, forzados por la peligrosa situación geoestratégica, jugar un papel clave en el impulso de la industria europea de Defensa. Se suma al papel que le reclaman en la transición ecológica y digital, que lleva a que la Comisión le pida asumir más riesgos. En su primera entrevista a un medio español escrito tras ocupar el nuevo puesto, Calviño defiende que el BEI tiene una “posición muy consolidada”, aunque admite que una de sus misiones será “reforzar la actividad en otros ámbitos”.

Pregunta. ¿Cuál va a ser su modelo para el banco?

Respuesta. El grupo es el brazo financiero de la Unión, con una posición financiera muy sólida gracias a una ratio de capital elevada, una triple A [la máxima calificación crediticia] muy sólida. Y esto nos da una base muy buena para jugar un papel importante en los próximos años. Tenemos que construir sobre estas fortalezas, concentrar la actividad en las prioridades políticas de la Unión, y tratar también de modernizar el banco, porque ha crecido muy rápido en los últimos años.

P. ¿Va a darle tanta importancia a esa buena calificación crediticia como su antecesor?

R. Es fundamental que el BEI tenga una triple A, diría que incluso una triple A Plus. Eso nos permite tener condiciones financieras favorables, apoyar las inversiones en Europa y dar, por ejemplo, muy buenas condiciones a las pymes.

Nadia Calviño, durante la entrevista.
Nadia Calviño, durante la entrevista.Delmi Álvarez

P. Usted sabe que en las instituciones europeas se piensa que el BEI asume pocos riesgos. ¿Va a seguir siendo tan prudente?

P. Es fundamental que combinemos actividades de menos riesgo pero de mucha escala, como la financiación de las pymes o en actividades más clásicas como las infraestructuras, con actividades de más riesgo. Debemos tener un balance equilibrado. Además, desde la pandemia, el banco ha tomado mucho más riesgo tanto dentro como fuera de Europa, por ejemplo en Ucrania. Gracias al BEI se hacen realidad proyectos de alto riesgo, que serían impensables sin la cobertura de un banco público, movilizando la inversión pública y privada. Muchas veces no somos conscientes de hasta qué punto todas las grandes inversiones que tienen lugar en Europa, de una forma u otra, están financiadas por el BEI.

P. ¿Y no es hora de que sea un banco más industrial?

R. Tenemos una posición muy consolidada en grandes infraestructuras y en financiación verde, pero tenemos que reforzar nuestra actividad en otros ámbitos. Eso es justo lo que hoy [por este viernes] he abordado con los ministros de Finanzas, que han apoyado nuestra aproximación para fortalecer nuestra actividad en áreas como digitalización, tecnología para descarbonización, agricultura, biotecnología, infraestructuras sociales, educación, salud, vivienda, seguridad y defensa...

P. ¿Hasta dónde está dispuesta a llegar en seguridad y Defensa?

R. Está claro que debemos reforzar la industria europea de seguridad y defensa; nuestra capacidad defensiva y también disuasoria. Eso está claro. El BEI lleva ocho años financiando inversiones en seguridad y defensa, sobre todo en I+D, nuevas tecnologías o protección de infraestructuras críticas. Esto incluye el control de fronteras y tecnologías de doble uso: drones, ciberseguridad, industria del espacio... Tenemos un programa de financiación de 8.000 millones hasta 2027 y solo se han consumido 2.000. En la reunión con los ministros [del pasado viernes] hemos acordado agilizar las inversiones en seguridad y defensa y trabajar sobre la definición, el concepto y el ámbito de las tecnologías de doble uso. Vamos a tratar de acelerar al máximo las inversiones con esos 6.000 millones que hay en el programa de financiación. Y en enero pusimos en marcha un instrumento de capital con 175 millones de euros para apoyar pymes y start-ups [empresas emergentes] en este sector.

He acordado con los ministros europeos agilizar inversiones en seguridad”
Nadia Calviño

P. ¿Y puede el BEI financiar la fabricación de armas o munición? Ahora que además Bruselas está intentando precisamente impulsar una Unión Europea de la defensa, no solo por las necesidades de Ucrania, sino también porque los arsenales de los propios Estados miembros se vacían y porque hay que modernizarlos.

R. Las actividades en las que operamos cubren una parte muy importante de las inversiones a desarrollar y, por tanto, complementan muy bien la acción que pueden desarrollar los gobiernos con los Presupuestos nacionales o el Presupuesto comunitario. Es importante que cada actor en este mercado se centre en los ámbitos en los que tiene un mayor valor añadido. Y también es crucial saber bien si en cada uno de los mercados, y en cada actividad, hace falta más financiación o son otras palancas las que pueden reforzar la industria europea de la defensa.

P. ¿Se refiere a que los gobiernos suscriban contratos directamente de compra?

R. Por ejemplo.

P. ¿No hay rendijas para que el BEI pueda participar de una manera más directa no solo en material de doble uso, militar y civil, sino material de defensa letal?

R. Insisto. Se trata de que identifiquemos cuáles son los instrumentos más adecuados para responder a cada una de las necesidades, sabiendo que todos estamos de acuerdo en que es necesario reforzar la industria europea de seguridad y defensa y que el BEI ya está actuando en este campo. Todos vamos a tratar de hacer más y mejor.

P. ¿Puede generar división entre los Estados miembros financiar la energía nuclear?

R. El BEI está presente y financia inversiones en todas las tecnologías claves para la transición verde. Hace unas pocas semanas hemos aprobado un proyecto importante en Rumania para el tratamiento del tritio, un combustible nuclear. Aquí actuamos siempre de la mano de Euratom, y con ello, de la Comisión Europea.

Nadia Calviño
Nadia Calviño contesta a una pregunta, durante la entrevista.Delmi Álvarez

P. ¿Veremos al BEI financiar alguna planta nuclear de nueva construcción?

R. Por el momento, de lo que se está hablando, sobre todo, es de la investigación en el ámbito de los reactores modulares pequeños. Eso es I+D y, por tanto, investigación en la que tenemos que reforzar la capacidad europea.

P. ¿Comparte la frase del vicepresidente de la Comisión Maros Sefcovic, quien dijo en referencia al BEI que “las consideraciones políticas deben prevalecer sobre los beneficios”?

R. Tenemos que seguir siendo un banco rentable con una buena gestión del riesgo y hacerlo compatible con estar más alineados, si cabe, con las prioridades políticas europeas. Una de mis aportaciones es acercar y reforzar las alianzas con otras instituciones. Esta es una de las cosas que traigo al BEI: la relación estrecha con la Comisión, con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, con los Estados y con los bancos de desarrollo nacionales. Esta alianza estratégica y esta unión mucho más estrecha de todas las instituciones es absolutamente clave para que podamos lograr el máximo impacto con cada euro de dinero público.

Tenemos que seguir siendo un banco rentable con buena gestión del riesgo”
Nadia Calviño

P. Al BEI le espera un papel importante en la reconstrucción de Ucrania. ¿Asumen mucho riesgo con ello?

R. Dadas las necesidades de inversión, las instituciones públicas tendrán que reducir el riesgo para movilizar la inversión privada. Ese es justamente el valor añadido del BEI. Para nuestras operaciones fuera de la UE, es fundamental contar con la garantía del Presupuesto comunitario o de los nacionales.

P. ¿Qué rol geopolítico ve para el BEI fuera de la UE y fuera de Ucrania?

R. De los 88.000 millones de euros en operaciones que firmamos el año pasado, más del 90% son dentro de la Unión Europea. A pesar de que el BEI tiene el balance más grande, sus actividades están muy concentradas en la UE. Por eso, fuera de la UE tenemos que explotar las sinergias con otras instituciones, con las instituciones financieras locales y concentrar nuestra actividad donde hay prioridades políticas europeas; y ahí es donde nosotros podemos tener un mayor valor añadido. En este momento es Ucrania, la ampliación, también el vecindario sur, muy importante para España. Estamos hablando del Mediterráneo y de la agenda estratégica europea para el África subsahariana, América Latina y Asia.

P. ¿Es de esa manera en la que el BEI puede jugar un papel, a través de la financiación de inversiones, en el acceso de Europa a materias primas críticas?

R. Tenemos que apoyar las estrategias que diseñe la UE en este ámbito que, además del énfasis por el desarrollo, la transición ecológica o la política de género, cada vez pone más énfasis en garantizar cadenas de valor industriales y el acceso a materias primas críticas, esenciales para la autonomía estratégica en el ámbito verde y en el digital.

Retrato de Nadia Calviño, el 23 de febrero en Gante.
Retrato de Nadia Calviño, el 23 de febrero en Gante.Delmi Álvarez

P. Al hilo de esto y de la reindustrialización de la que se habla últimamente, ¿el BEI puede ser un buen pilar para apoyarse hacia esa nueva estrategia de seguridad económica?

R. Sin ninguna duda. En mis contactos con los ministros, con las instituciones europeas y con los comisarios, todos me han dicho que el BEI es fundamental en el ámbito de la autonomía estratégica, de la seguridad económica y de la reindustrialización de Europa en clave verde y digital.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_