_
_
_
_
_

Bimbo cierra su planta de El Verger (Alicante) y la plantilla lleva su protesta a la sede central en Madrid

La negociación de ayudas por traslado de trabajadores a otras fábricas está “prácticamente cerrada” y los sindicatos buscan mejorar las indemnizaciones por despido

Los trabajadores de la fábrica de Bimbo en El Verger, en una manifestación del pasado 27 de enero.
Los trabajadores de la fábrica de Bimbo en El Verger, en una manifestación del pasado 27 de enero.Europa Press

Bimbo cerrará su fábrica de El Verger (Alicante, 5.101 habitantes). La empresa ya ha comunicado a la plantilla, formada por 96 trabajadores, que no hay vuelta atrás. El cese de la actividad se producirá el 22 de marzo y la planta, construida a finales de los años 60 del pasado siglo por la firma familiar Madalenas Ortiz, bajará la cancela el día 31 de ese mismo mes. El comité de empresa ya ha asumido que la decisión es irrevocable y ahora centra sus esfuerzos en conseguir “indemnizaciones justas” y ayudas para el traslado de personal a otras factorías de la firma situadas en Paterna (València), Puente Genil (Córdoba) y Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona). A la huelga de tres días prevista entre hoy y el miércoles, los trabajadores han sumado una movilización que ha llevado a algo más de un centenar de empleados, 80 de ellos de la propia sede alicantina, ante las puertas de la sede madrileña de Bimbo Iberia, filial de la multinacional mexicana propietaria del grupo alimentario.

El presidente del comité de empresa, José González, asegura que las posturas entre ambas partes se han acercado. En el apartado de indemnizaciones por despido, declina dar cifras exactas mientras continúa la negociación, pero las últimas que proporcionaron estaban en 25 días por año trabajado con una anualidad como tope. “Queremos que las indemnizaciones sean justas y que permitan a quienes se acojan a ellas tener tranquilidad para buscar un nuevo empleo, sin necesidad de coger lo primero que encuentren”, comenta el representante sindical. Este acuerdo es el principal motor de la movilización que ha llevado a 80 empleados de El Verger hasta el polígono de Las Mercedes de Madrid, en una concentración a la que se han unido representantes de otras plantas de la firma, como las de Madrid, Valladolid e incluso Canarias, y que se une a los tres últimos días de huelga programados por la plantilla alicantina, que se enfrenta a la patronal sin más apoyo que el de los ayuntamientos de El Verger, y de las localidades vecinas de Dénia y Pego.

En cuanto a los traslados, González señala que el acuerdo está “prácticamente cerrado”. Bimbo ofreció 15 puestos en Paterna, otros tantos en Puente Genil y 30 más en Santa Perpètua. “La posibilidad real para la plantilla de El Verger es la de Paterna”, indica González, “y estamos negociando si pueden ofrecer más puestos de trabajo” en la sede valenciana, situada a 108 kilómetros de la fábrica en la que, actualmente, producen 15 toneladas de unos aperitivos llamados Takis y 2.500 kilos de Pan Tostado Ortiz. La petición de la plantilla pasa por “el pago del kilometraje”, en el caso de traslados sin cambio de domicilio, y “ayudas para la mudanza y una compensación económica” para todos aquellos empleados que cambien de residencia para seguir en nómina de Bimbo Iberia. No lo tienen fácil, según el representante sindical. Salvo 10 empleados mayores de 55 años a los que la firma ha ofrecido planes de renta, el resto de la plantilla está formado por “gente con hipotecas y niños pequeños” que deberán alterar su forma de vida.

El cierre de la factoría alicantina, comunicado sin aviso previo el pasado 10 de enero, tras una reunión mantenida el 22 de diciembre en la que “los directivos quisieron transmitir tranquilidad a la plantilla”, recuerda González, supone un duro golpe tanto para el municipio de El Verger como para la comarca en la que se ubica, la Marina Alta, al norte de la provincia de Alicante, ya que está dedicada principalmente al sector turístico y carece de industria. Madalenas Ortiz, la empresa familiar de Dénia que dio origen a la factoría, llegó a emplear a un millar de trabajadores antes de su venta a United Biscuits, una multinacional británica, en 1973. En 1997, la planta de El Verger, pasó a manos de Nutrexpa y en 2013 fue adquirida por Bimbo México para su filial española, Bimbo Iberia.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_