_
_
_
_

El turismo cierra su mejor octubre: la llegada de viajeros extranjeros bate el récord de 2019

Las visitas se sitúan un 8% por encima del otoño previo a la pandemia y el gasto se dispara

Turismo
Turistas contemplando la Alhambra desde el mirador de San Nicolás, en Granada.Gonzalo Azumendi
Cristina Galindo

El turismo gana fuerza en otoño. La llegada de turistas extranjeros batió un récord histórico en octubre, hasta los 8,2 millones de visitas, un 14% más que en idéntico mes de año pasado y un 8% por encima de 2019, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El gasto realizado también está en máximos: sumó 94.916 millones de euros entre enero y octubre pasado, más que todo el año anterior a la pandemia.

La actividad turística se ha convertido en uno de los motores de la economía española y, de momento, no da signos de cansancio. Ni la desaceleración ni el golpe que ha supuesto para los hogares la inflación y la subida de las hipotecas han tumbado las buenas expectativas para este año, mientras que el sector avanza hacia una mayor desestacionalización. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), la patronal hotelera, prevé que en invierno sea récord, tras incrementarse las reservas hoteleras un 10% respecto a 2022.

Cada vez está más cerca el objetivo de batir las cifras históricas de 2019, cuando llegaron en total 83,7 millones de turistas extranjeros. En los diez primeros meses de 2023, la cifra tocó 74,7 millones, un 0,2% por encima de aquel año récord, que vino seguido de un ejercicio 2020 catastrófico para el sector por la pandemia, según las cifras publicadas este lunes. Todos los principales mercados, con el Reino Unido, Alemania y Francia a la cabeza, se situaron en octubre por encima de igual mes de 2019 en número de turistas llegados a España. Destacan, además, los fuertes crecimientos anuales de otros mercados, como EE UU (un 25,7% más), Países Bajos (19,6%) e Irlanda (15%). En el acumulado del año, sin embargo, tanto el Reino Unido como Alemania, siguen ligeramente por debajo de 2019.

El gasto, sin embargo, lleva meses por encima del registrado hace cuatro años, ya que la inflación se ha dejado notar también en el sector con una subida de los costes y de los precios de hoteles, transportes, restauración y ocio en general. 2019 se cerró con un gasto de 92.278 millones y este ejercicio pueden superarse los 100.000 millones, unos ingresos que servirán para alimentar al PIB español un año más. El gasto medio por viajero se sitúa en 1.260 euros, un 15% más que en 2019, mientras el gasto medio por persona y día está en 185 euros, frente a los 155 euros de octubre de hace cuatro años.

Todos los datos apuntan a una mayor desestacionalización del turismo, que siempre se ha centrado en el sol y playa, pero que lleva unos años intentando virar hacia otras actividades, desde naturaleza, cultura y gastronomía, a congresos y ferias. “Estamos transformando la fisionomía de nuestro turismo: España sigue siendo líder, la recuperación del sector es absoluta y plena, pero estamos diversificando y desestacionalizando los flujos, lo que revierte en un turismo más sostenible y menos dependiente de las estaciones del año”, ha dicho el nuevo ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, en un comunicado.

El negocio hotelero se está viendo favorecido por la desestacionalización de los viajes, con temporadas altas más largas, tanto por el buen tiempo como por el incremento de la actividad en grandes ciudades como Madrid. La reactivación del sector tras la pandemia se consolidó el año pasado y, a lo largo de 2023, ha continuado la tendencia, tanto en llegadas de turistas extranjeros, como en movimiento de turistas nacionales y actividad hotelera. Durante los 10 primeros meses del actual ejercicio, las pernoctaciones se incrementaron un 6,5% respecto al mismo periodo del año anterior y superaron las registradas en igual periodo de 2019.

La tarifas, además, son más propias de temporadas altas de hace unos años que de otoño. La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR, uno de los principales indicadores de rentabilidad) se situó por encima de los 100 euros en octubre: en concreto, en 109,9 euros, un 10,3% más respecto al mismo mes de 2022 y un 28% por encima de los niveles de 2019.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Cristina Galindo
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_