_
_
_
_

Adif prepara la competencia en las líneas del AVE de Galicia, Valladolid y Murcia

Las nuevas compañías Ouigo e Iryo avisan de que la oferta supera ya la demanda y piden una rebaja de cánones

AVE Torrejon de Velasco
Inauguración del AVE Murcia-Madrid el pasado 22 de diciembre.Marcial Guillén (EFE)
Ramón Muñoz

Adif trabaja ya en la segunda fase del proceso de liberalización ferroviaria que dará entrada a competidores de Renfe en las nuevas líneas de alta velocidad como Madrid-Galicia y la conexión con Asturias, y otras ya en funcionamiento como el Madrid-Valladolid o Madrid-Murcia. La francesa Ouigo y la hispano italiana Iryo, que compiten con Renfe, están interesadas en extender sus servicios a las nuevas líneas, pero advierten de que es preciso una rebaja de cánones, el cargo que les cobra Adif por el uso de las vías, Y dan un dato: la oferta de asientos supera con creces a la demanda en los tres corredores liberalizados (Madrid-Barcelona, Madrid-Levante y Madrid-Andalucía), lo que ha provocado una reducción drástica de precios.

Estas son las principales conclusiones de las jornadas sobre el balance de la liberalización del sector ferroviario de pasajeros organizada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En las mismas, la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, anunció que la sociedad pública ya trabaja en el desarrollo de esa segunda fase de la liberalización similar al realizado en 2019 en los tres corredores principales de alta velocidad, aunque aplicará criterios más selectivos para asignar los permisos de circulación que no solo tendrán en cuenta la capacidad de oferta de plazas. Así, el nuevo modelo, todavía en fase de análisis, dará prioridad a las compañías que aporten trenes, preferentemente con ancho variable, y se coordinará con la disponibilidad de surcos en los corredores que requieren de paso por las terminales que están en pleno proceso de renovación, como Madrid-Chamartín, Madrid-Puerta de Atocha, Barcelona-La Sagrega o Valencia.

Los competidores de Renfe están interesados en extender sus servicios a los nuevos corredores pero avisan de que no es posible continuar con la dinámica de precios bajos si Adif no les rebaja los cánones. En este sentido, la directora general de Ouigo, Hélène Valenzuela, ha advertido del exceso de oferta en algunas rutas de trenes, lo que está motivando un descenso muy pronunciado de tarifas. La empresa propiedad de la empresa pública francesa SNCF exige que se haga un test de mercado como establece la normativa comunitaria en esta materia para ver el peso de los cánones en la cuenta de los operadores.

Es el caso de la ruta de Madrid-Barcelona, cuya demanda ha subido un 57%, pero a costa de una bajada del 22% en los precios. En el caso del Madrid-Valencia, la oferta ha crecido un 119% y los precios han disminuido un 23%, según los datos del primer trimestre de la CNMC. Un asiento para viajar entre Madrid y Barcelona tiene un precio medio de 33 euros con Iryo y con Ouigo, mientras que la oferta de bajo coste de Avlo (Renfe) sube hasta los 40 euros de media, y a 66 euros en el AVE. En el caso del Madrid-Valencia, el billete cuesta una media de 21 a 22 euros con Iryo, Ouigo y Avlo, subiendo a 38 euros con el AVE de Renfe.

En la misma línea, el consejero delegado de Iryo, Simone Gorini, ha señalado que es preciso promover el trasvase de viajeros desde otros medios como el avión o el transporte de carretera, que además cuentan con subvenciones públicas en muchos casos. El directivo del consorcio participado por Trenitalia y Globalvia critica que “ningún negocio puede tener un peso tan alto de las tasas en el uso de la red”, y ha pedido que se articule un sistema que haga posible la sostenibilidad del negocio.

Reforma de cánones

La directora general de Renfe Viajeros, Sonia Araujo, se ha mostrado más contemporizadora y, tras agradecer la rebaja de cánones durante la pandemia, ha prometido que si se rebajan aún más trasladarán ese ahorro al precio final del billete. La ejecutiva de Renfe ha defendido la imposición de peajes en las carreteras, y ha mencionado también la prohibición de viajes de corto radio en avión que entró en vigor en Francia la semana pasada como vías para atraer viajeros al ferrocarril y para bajar los precios.

Desde Adif, niegan que los cánones españoles sean muy altos y están en niveles similares a los de Alemania y muy por debajo de Francia en el corredor Madrid-Barcelona. En el corredor Levante, “los niveles son equivalentes e incluso inferiores a Italia y se sitúan en un tramo intermedio-bajo”; mientras que en el de Andalucía se recortó la tarifa un 21% en 2021 que se ha mantenido en 2022 y 2023. “Con estos niveles, los cánones ferroviarios en nuestro país no pueden considerarse elevados”, ha apuntado Domínguez.

Los cambios legales a desarrollar por Adif pasan por introducir en la estructura de cánones una serie de parámetros que refuerzan el vínculo de los costes con el grado de desgaste y deterioro de la infraestructura. Eso, unido a una mayor flexibilidad en el sistema que determina los cánones, dotará a los administradores de una mayor capacidad para usar estos cánones como un “instrumento de gestión” que permita un uso óptimo y eficaz de la red. El nuevo modelo será sometido a consulta pública.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ramón Muñoz
Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_