_
_
_
_
_

Mataix ganó 1,55 millones, un 6,88% más como consejero delegado de Indra

La ex consejera delegada Cristina Ruiz percibió 4 millones de indemnización y Abril-Martorell otros 1,1 millones en 2022

Cristina Ruiz e Ignacio Mataix.
Cristina Ruiz e Ignacio Mataix.
Ramón Muñoz

El consejero delegado de Indra, Ignacio Mataix, percibió una remuneración de 1,5 millones de euros en 2022, un 6,88% más que el año anterior, mientras que el presidente de la tecnológica, Marc Murtra, ganó 595.000 euros, un 73% más debido a que se trata de su primer mandato en un ejercicio completo. El otro consejero ejecutivo de la firma y director general de TI, Luis Abril, ha recibido 894.000 euros al llegar al puesto tras la salida de Cristina Ruiz en abril del año pasado, según el informe de remuneraciones publicado este miércoles en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el informe se detallan las indemnizaciones que se anunciaron cuando fueron cesados en su cargo los dos máximos ejecutivos de la firma tecnológica. Cristina Ruiz fue nombrada consejera delegada del área de consultoría de Transformación Digital y Tecnologías de la Información de Indra en junio de 2021 y cesada el 21 de abril de 2022. En su salida de la empresa “de común acuerdo”, se pactó una compensación de 4 millones de euros. Esta cifra se corresponde a su sueldo hasta abril, a 1,8 millones de euros de indemnización y a otros 1,8 millones de euros por su cláusula de no competencia, además de 16.000 euros en vacaciones devengadas.

Asimismo, el ex presidente ejecutivo de la firma, Fernando Abril-Martorell, que dejó la compañía en mayo de 2021 y fue sustituido por Murtra a propuesta de la SEPI, ha percibido en 2022 también 1,16 millones de euros en calidad de una compensación devengada por el pacto de no concurrencia. En 2021, el ejecutivo ya recibió 2,7 millones de euros, que incluían sueldo fijo (315.000 euros) y variable (367.000 euros), una indemnización de 775.000 euros por no haber recibido un preaviso de tres meses en su despido, y otros 1,189 millones de euros por otros conceptos.

Cese de Mataix

El consejo de administración de Indra aprobó el cese de Ignacio Mataix el pasado 6 de marzo, aunque de “mutuo acuerdo” con el consejero delegado se acordó que continuara en el cargo hasta que se eligiese un sustituto por una consultora independiente. Esta decisión provocará que, una vez materializada su salida, Mataix cobre una indemnización que Indra no ha detallado en su informe de 2022.

Precisamente, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Rodrigo Buenaventura, ha señalado este miércoles que el organismo supervisor bursátil “monitorizará” la salida de Mataix como primer ejecutivo de la compañía semipública después de la alianza de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), la empresa Sapa y el fondo de inversión Amber Capital durante la junta de junio de 2022, que acarreó todo un vuelco en el consejo tras el que se produjo el cese o dimisión posterior de la mayoría de los representantes independientes.

No obstante, Buenaventura se ha reafirmado en que la maniobra no vulneró la normativa y que no existen indicios de una acción concertada entre accionistas, algo que de haberse probado hubiera obligado al organismo a exigir una opa. Sin embargo, a pesar de que todo se hizo conforme a la legislación vigente, el presidente del organismo recuerda que lo que pasó en la asamblea del grupo tecnológico “fue un episodio alejado de lo que se espera de una compañía del Ibex”. Por ello, ha propuesto una serie de medidas para evitar que casos como el de Indra se vuelvan a repetir.

El sueldo de Mataix en 2022 se compone de un pago fijo de 644.000 euros y otros 744.000 euros en retribuciones variables a corto plazo. Además, ha recibido opciones para adquirir 72.455 títulos de la firma de forma diferida tras cumplir un 114% del objetivo fijado para el ejercicio.

Además, Mataix ha recibido 424.000 euros de aportación a su plan de ahorro a largo plazo y Abril, 73.000 euros. La sociedad matiza en el informe remitido a la CNMV que este plan no es equivalente a un plan de pensiones y el consejero ejecutivo solo tiene derecho a percibirlo al cumplir 62 años, por lo que Cristina Ruiz renunció al mismo tras salir de la compañía.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ramón Muñoz
Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_