La matriz del Silicon Valley Bank se declara en bancarrota

First Republic suspende el dividendo y la cotización vuelve a desplomarse en Bolsa

Oficina del Silicon Valley Bank en San Francisco, el lunes.
Oficina del Silicon Valley Bank en San Francisco, el lunes.David Paul Morris (Bloomberg)

SVB Financial Group, la matriz de Silicon Valley Bank, se ha declarado este viernes en bancarrota ante un juzgado de Manhattan, según ha anunciado en un comunicado. Da el paso una semana después de que el banco fuese intervenido por las autoridades financieras de Estados Unidos, en la mayor caída de una entidad desde la crisis financiera de 2008. El terremoto financiero que ha provocado no ha terminado todavía. Este viernes, First Republic Bank ha anunciado que suspende el dividendo y sus acciones han vuelto a desplomarse en Bolsa a pesar de la inyección de 30.000 millones en depósitos por parte de los grandes bancos.

Acogerse a la suspensión de pagos bajo supervisión judicial permitirá a SVB Financial Group liquidar sus activos no bancarios. Los bancos como tales no pueden declarar la suspensión de pagos, sino que son intervenidos por la FDIC, el fondo de garantía de depósitos. Las autoridades llevan casi una semana buscando sin éxito un comprador para la entidad en su conjunto o para sus activos, por partes. Ha habido negociaciones que no han cristalizado. Biden ha prometido que el rescate de la entidad no implicará pérdidas para los contribuyentes.

La matriz sí que puede declararse en bancarrota como ha hecho. En la documentación presentada ante el juzgado, SVB Financial Group declara activos y pasivos de hasta 10.000 millones de dólares. La sociedad tiene unos 2.200 millones de dólares de liquidez, según el comunicado. Además, contaba con unos 500 millones de dólares en valores de inversión y 475 millones de dólares en otros activos a 31 de diciembre, según los registros regulatorios. En la actualidad, según ha afirmado este viernes, la deuda del SVB Financial Group asciende aproximadamente a 3.300 millones de dólares en concepto de principal de pagarés no garantizados. Las sociedades SVB Capital y SVB Securities no se han acogido a la bancarrota.

“SVB Financial Group tiene la intención de utilizar el proceso judicial para evaluar alternativas estratégicas para SVB Capital, SVB Securities y otros activos e inversiones de la empresa”, asegura la matriz. El proceso está siendo dirigido por un comité de reestructuración de cinco miembros nombrados por el consejo de administración. La firma Centerview Partners está ayudando al comité de reestructuración con el proceso de selección de alternativas estratégicas, que ya está en marcha y ha atraído un interés significativo, según la empresa. Cualquier proceso de venta de activos se llevará a cabo a través del procedimiento del Capítulo 11, que regula las bancarrotas, y estará sujeto a la aprobación judicial.

“El proceso del Capítulo 11 permitirá a SVB Financial Group preservar el valor mientras evalúa alternativas estratégicas para sus preciados negocios y activos, especialmente SVB Capital y SVB Securities”, ha señalado William Kosturos, director de reestructuración del grupo. Kosturos asegura que la sociedad seguirá trabajando en cooperación con la entidad que ha sucedido a Silicon Valley Bank: “Estamos comprometidos a encontrar soluciones prácticas para maximizar el valor recuperable para las partes interesadas de ambas entidades”.

SVB, con sede en Santa Clara (California), es el mayor banco que quiebra en más de una década, con unos 209.000 millones de dólares en activos totales a finales del año pasado, según la FDIC. También es el segundo mayor banco intervenido por dicho organismo, solo por detrás de Washington Mutual, que implosionó en 2008.

La preocupación en los círculos tecnológicos creció en marzo después de que Founders Fund, de Peter Thiel, y otras empresas de capital riesgo aconsejaran a sus empresas participadas que retiraran dinero del banco. Este consejo se produjo un día después de que la empresa matriz del banco anunciara que trataría de recaudar más de 2.000 millones de dólares tras registrar importantes pérdidas en su cartera.

First Republic cae de nuevo

La fuga de depósitos provocó la caída de Silicon Valley Bank el viernes pasado. El domingo fue intervenido Signature Bank y el siguiente en el punto de mira ha sido First Republic Bank. Este viernes, las acciones del 14º mayor banco de Estados Unidos por activos vuelven a desplomarse en Bolsa. A mitad de sesión la caída era de más del 25% a pesar de que los grandes bancos de Estados Unidos han pactado inyectarle depósitos por 30.000 millones de dólares para prevenir una fuga de depósitos y una crisis de liquidez.

First Republic, con sede en San Francisco, ha perdido dos tercios de su valor en una semana y en torno al 80% desde que empezó el año. Su capitalización bursátil actual es de menos de 5.000 millones de dólares. La entidad ha anunciado que suspende el reparto de dividendo y la aportación de depósitos no ha calmado del todo a los inversores. Otros bancos regionales medianos están acompañando a la entidad californiana en su desplome, aunque con algo menos de violencia.

JP Morgan Chase, Bank of America, Citigroup y Wells Fargo pactaron aportar 5.000 millones de dólares en depósitos cada uno a First Republic. Por su parte, Morgan Stanley y Goldman Sachs acordaron depositar otros 2.500 millones cada uno. Los restantes 5.000 millones se los reparten otras entidades más pequeñas: PNC Financial Services, Bank of New York Mellon, Truist Financial, State Street y US Bancorp, a razón de 1.000 millones de dólares cada una.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS