Una de cada tres multinacionales extranjeras prevé aumentar sus inversiones en España en 2023

Las áreas que han recibido mejor valoración por parte de los inversores extranjeros son las infraestructuras y el capital humano, según el barómetro elaborado por ICEX-Invest in Spain

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez.
La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez.

La potente red de infraestructuras españolas y la disponibilidad de mano de obra cualificada son, según los inversores extranjeros, dos de los principales atractivos de nuestro mercado para las multinacionales. Estos son algunos de los motivos por los que una de cada tres multinacionales extranjeras, un 31%, prevé aumentar o mantener sus inversiones en España durante 2023. Además, un 53% afirma que se mantendrá en cifras similares a las del año pasado, y solo un 16% declara que restringirá sus inversiones, según el Barómetro del clima de negocios en España desde la perspectiva del inversor extranjero —elaborado por ICEX-Invest in Spain, Multinacionales por Marca España y el International Center for Competitiveness del IESE—.

Estos datos suponen una evolución similar a la de 2022, un año en el que el dato de inversión fue idéntico. La comparativa con 2021 muestra un ligero retroceso en los niveles de inversión: hace dos años el porcentaje de empresas que mantenían o aumentaban sus negocios en España era del 88% y solo un 12% declaraba haber disminuido sus inversiones con respecto a años anteriores, frente al 16% que afirma en tener intención de reducir sus aportaciones este año.

Los aeropuertos, líneas ferroviarias, telecomunicaciones y la mano de obra cualificada son las grandes fortalezas de la economía española según las empresas extranjeras consultadas. Entre las debilidades figuran los costes en energía y transportes, los procesos burocráticos dilatados y aspectos fiscales como las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores y el bajo volumen de gasto público en I+D+i.

Pese a que las multinacionales sitúan el gasto salarial como una de las debilidades del mercado, sus niveles de empleo mejoraron en 2022 respecto al año anterior. Según el informe, presentado este miércoles en Madrid, un 91% de las empresas aumentó o mantuvo sus plantillas, y tan solo un 9% las redujo, frente a 2021 en que un 12% de las empresas afirmó haberlas reducido. De cara a 2023 el porcentaje de empresas que prevé ampliar las contrataciones cae del 41% el año pasado hasta el 36% para este ejercicio. Este análisis, que va por su decimoquinta edición, se basa en las opiniones de 720 empresas de capital extranjero que operan actualmente en el mercado nacional.

El balance general deja previsiones más conservadoras de cara a 2023, principalmente por la coyuntura internacional: crisis económica, políticas fiscales más restrictivas y la incertidumbre derivada de la guerra de Ucrania. De hecho, el informe destaca que un 50% de los inversores encuestados afirma que la guerra ha tenido un impacto alto o muy alto en sus cifras. Tan solo un 7% declara que el factor bélico no ha influido en sus negocios. En cuanto a la carencia de materias primas, el 41% declara haber tenido problemas en la cadena de suministro.

Un 81% de las multinacionales encuestadas señala a la localización geográfica como el primer motivo para instalarse en España. Le siguen el tamaño del mercado laboral, el buen acceso a otros mercados y la potente red de infraestructura. Hay un aspecto, el único, en el que la valoración de los grandes inversores está por encima de su importancia de mercado: el ocio y la cultura.

La coyuntura económica global es uno de los motivos por los que solo dos de los 10 aspectos analizados —mercado laboral, entorno regulatorio, tamaño de mercado, costes, fiscalidad, financiación, infraestructuras, capital humano, innovación y calidad de vida— mejoran su consideración con respecto al año pasado. La valoración del mercado laboral mejora respecto al año pasado, aunque se mantiene como una de las áreas que más brecha presenta entre la importancia (alta) y valoración (mejorable). Es un elemento clave, pero los inversores reclaman más incentivos y ayudas a la contratación laboral y una “adecuación de la legislación laboral a las necesidades de las empresas”. El otro aspecto que mejora con respecto a 2021 es el entorno regulatorio. Este sigue siendo uno de los aspectos peor valorados, pero mejora su consideración con respecto al año pasado. Aquí los principales obstáculos que se citan son: la carga burocrática, que alarga los plazos excesivamente, y la lentitud de los juzgados mercantiles.

Álvaro Álvarez, presidente de Multinacionales por marca España, señala que este tipo de empresas, unas 18.000 en España, generan 1,8 millones de empleos directos. En una mesa redonda posterior a la presentación del informe, la representante de Securitas Direct, Rosa Rodríguez; la directiva de Public Policy de Amazon, Eva Pérez y la directora de Asuntos Corporativos de Altadis, Rocío Ingelmo, han debatido sobre el clima de negocios nacional y global en un foro en el que también estaba la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez. En concreto han incidido en cuestiones como el gasto salarial, la necesidad de ampliar la inversión en innovación y desarrollo o la incidencia del aumento de costes derivados de la coyuntura global en sus respectivos negocios.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS