El 20% de los trabajadores cobra menos que el salario mínimo

Los datos del INE indican que el salario medio en España en 2021 fue de 2.086 euros mensuales y el mediano de 1.757. Hay muchas diferencias por tipo de jornada, edad, sexo, nacionalidad y territorio

Una joven camarera atiende una terraza en la zona centro de Madrid.
Una joven camarera atiende una terraza en la zona centro de Madrid.Samuel Sánchez

El salario medio en España fue en 2021 de 2.086 euros brutos mensuales (unos 1.670 euros netos), según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos este martes. Es el dato más alto de la serie histórica, que arranca en 2006. Estos 25.000 euros anuales en retribuciones por el empleo principal son un 2,4% superiores a los que el organismo público registró en 2020. En ese periodo la inflación creció un 3,1%, así que el poder adquisitivo se dejó siete décimas por el camino. La previsión es que el golpe en 2022 sea aún peor.

Sin embargo, en lo que respecta a salarios, las medias no siempre son la mejor vara de medir, sobre todo cuando se estudian datos tan amplios como los de todo un país. Los salarios más altos distorsionan mucho el análisis. Por ello, conviene echar un vistazo al detalle para extraer otras conclusiones.

Una de las más relevantes es que el 20% de los trabajadores cobra menos de 1.166 euros brutos en 12 pagas, es decir, están justo por debajo del salario mínimo (14.000 euros al año). Pero este dato incluye un matiz importante: el 81,7% de las jornadas parciales se concentran en los trabajadores con ese nivel tan bajo de ingresos. En ese tramo, el del grupo de trabajadores con ganancias por debajo del salario mínimo, también son mayoritarias las mujeres: el 28,8% de ellas ingresa menos de 1.166 euros mensuales, mientras que esta cifra se limita al 11,8% entre los hombres. Ellas son las que más jornadas parciales acumulan porque suelen asumir (normalmente por obligación) los cuidados.

También hay una brecha clara por nacionalidad: el 32,1% de los trabajadores extranjeros cobra menos de 1.166 euros, mientras que entre los españoles son un 17,7%. En esa horquilla de ingresos bajos también son mayoritarios los jóvenes: el 49,3% de las personas de entre 16 y 24 años está por debajo de 14.000 euros anuales, mientras que entre los de 25 a 34 años son el 25%.

Los datos del INE indican que el 60% de la población cobra menos de 2.006 euros al mes, muy cerca de la cifra que marca la media de todos los salarios (2.086). Que una porción tan alta de la población se encuentre por debajo de la media ahonda aún más en los matices a tener en cuenta al interpretar estos valores. También es muy representativo que todo el que cobre más de 3.602 euros brutos al mes (poco más de tres veces el salario mínimo) se encuentre en el 10% más rico. Puede consultar en qué decil de renta se encuentra en función de su salario en la siguiente tabla:

Siempre es mejor reflejo de la situación general la mediana, que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un sueldo inferior. Así, la distorsión por los salarios muy altos es menor. En 2021 esta cifra fue de 1.757 euros, 50 más que en 2020.

Diferencias por territorios

Aunque las medias inflen las cifras, son muy valiosas para identificar las diferencias entre grupos. Por ejemplo, por territorios: el País Vasco y la Comunidad de Madrid son las que registran retribuciones más altas, con 2.452 y 2.368 euros, respectivamente. En el caso de Euskadi, son 800 más que en la autonomía que registra el salario medio menor, Extremadura (1.633), seguida de Andalucía (1.861).

La divergencia por sexos también es muy reseñable. El salario medio de los hombres es de 2.277 euros, 400 más que las mujeres (1.883). Para contextualizar mejor este dato cabe destacar que el salario medio actual de las mujeres es parecido al que obtenían los hombres en 2007 (1.814), hace 15 años. Desde entonces los precios han crecido un 30%. Uno de los argumentos más recurrentes para negar la brecha salarial entre hombres y mujeres es que las jornadas parciales (mayoritariamente adoptadas por ellas) distorsionan los datos. Sin embargo, también hay distancia se mantiene entre mujeres y hombres que trabajan a jornada completa: ellos ingresan 2.387 euros al mes y ellas 2.216, 171 euros menos.

En la misma línea, hay una distancia aún mayor entre trabajadores españoles (2.176) y extranjeros (1.599). La situación es tan precaria para los segundos que ni siquiera han alcanzado lo que cobraban los trabajadores nacionales en 2006. Y, además, sus salarios se han contraído por primera vez desde 2017, mientras que los de los españoles sí crecen.

Nuestro mapa

Por edades también hay divergencias importantes: los jóvenes de 16 a 24 años perciben 1.235 euros al mes en 12 pagas; los de 25 a 34 años, 1.767; los de 35 a 44, 2.133; los de 45 a 54, 2.273; y los asalariados de 54 en adelante, 2.348.

De un análisis por ramas de actividad se desprende que los peores salarios son los de las empleadas del hogar, con 858 euros de media al mes. En lo más bajo de la clasificación también se encuentra la hostelería (1.226) y la actividad agraria (1.353). En el otro lado de la balanza se encuentran los empleados de bancos y aseguradoras (3.383), de suministro de energía (3.227) e información y comunicaciones (2.822).

Por nivel de formación, el mejor salario es el de los que han completado estudios superiores (2.606 euros brutos al mes), con los analfabetos en el otro extremo (1.118). La divergencia es palpable si diferenciamos por tipo de contrato: los indefinidos cobraban de media en 2021 2.252 euros al mes, frente a los 1.586 de los temporales.

Estos datos son ligeramente diferentes a los que publicó recientemente la Agencia Tributaria, que también ha analizado el cambio en los salarios en 2021 respecto a 2020. Este organismo calcula que los salarios crecieron un 4,9%, frente al 2,4% que estima el INE.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Emilio Sánchez Hidalgo

Redactor de Economía. Empezó su trayectoria en EL PAÍS en 2016 en Verne y se incorporó a Sociedad con el estallido del coronavirus, en 2020. Ha cubierto la erupción en La Palma y ha participado en la investigación de la pederastia en la Iglesia. Antes trabajó en la Cadena SER, en el diario AS y en medios locales de su ciudad, Alcalá de Henares.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS